Publicidad
Publicidad

88-75: Laprovittola destruye la moral del Granca

  • CBGC CRÓNICAS
  • 27/01/2019 - 17:51
El intento de Oliver, ante la defensa del Joventut (ACB Photos)

B. Pérez


El Gran Canaria parece empeñado en meterse en más problemas de los que ya tenía. Este domingo malogró otro partido más en Badalona. Lo tuvo encauzado hasta el descanso, pero una laguna de diez minutos en el tercer cuarto le llevó a la siguiente derrota, la décimo segunda, en la serie de la ACB (88-75).


Nico Laprovittola fue el verdugo de los amarillos. Se fue al vestuario con 40 puntos en su haber (siete triples), generando un destrozo en la defensa grancanaria. Al menos salvó el basketaverage, porque el -13 no supera el +15 del Gran Canaria Arena. Pero los problemas crecen.


Al Gran Canaria le costó algunos minutos meterse en el partido. Estaba algo incómodo en la puesta en escena, pero poco a poco fue empezando a moldear el encuentro a su medida, especialmente cuando se percató de que era capaz de dominar el rebote.


Durante algunos minutos fueron codo a codo hasta que apareció la mano de Eriksson con una supercanasta con muchos incentivos (17-20). Desde entonces, el Gran Canaria se metió de lleno en el marcador, dominándolo parcialmente en los dos primeros cuartos (19-20 y 17-19, respectivamente).


Sólo el argentino Laprovittola (13 puntos en el primer tiempo, con tres triples en su haber) parecía estar realmente fuera del control de los grancanarios. El reparto de puntos de los amarillos era mayor, incluso los procedentes del banquillo (17, de un total de 39).


Pero, de manera inesperada, el Gran Canaria tuvo un lapsus importante en el inicio de la segunda parte. Comenzó con una canasta triple de Oliver (36-42), pero desapareció de la pista incluso mediando un tiempo muerto en el que Víctor García pidió a sus jugadores que escucharan sus instrucciones.


La Penya aprovechó para abrir el primer hueco importante de la tarde (51-42) y encarar la recta final del partido con una delantera a falta de 15 minutos en el marcador. Pérdidas, canastas fáciles del rival, despistes ... Un 2+1 de Paulí paró la serie verdinegra.


Laprovittola seguía a sus anchas, con la decena de puntos a favor de su equipo y sus aciertos sosteniendo el intento de reacción de los visitantes. Se había ido hasta los 25 puntos cuando su entrenador le dio descanso para que pudiera afrontar el último cuarto con la misma energía.


La diferencia llegó a ser +12 para el Joventut. Y el Gran Canaria echó el resto entonces en el último cuarto, tras un despertar alentado por dos faltas antideportivas de los badaloneses (65-69) en el instante que Laprovittola regresó a la pista.


Con ocho puntos de Vene en el último cuarto, el Gran Canaria se acercó al cogote del Joventut (68-66), para rehacer esa mala fase que le llevó a perder la perspectiva del encuentro.


Ese fue el instante definitivo porque de nuevo la muñeca de Laprovittola, imparable, acabó por sentenciar el partido ante la desesperación de García, que no encontró soluciones o no probó las del banquillo.


Alineaciones:


Joventut:
Dwason (11), Laprovittola (40), Tororovic (6), Harangody (11), Ventura (3) -inicial-, López Arostegui (0), Dimitrijevic (6), Busquets (0), Morgan (3), Delía (0), Nogués (0) y Mathias (4)


Gran Canaria:
Oliver (11), Rabaseda (0), Strawberry (2), Báez (8), Pasecniks (6) -inicial-, Hannah (6), Eriksson (6), Vene (10), Balvin (9), Paulí (8), Fischer (-) y Tillie (9)

Parciales cada diez minutos: 19-20, 36-39, descanso, 62-53 y 88-75, final.

Arbitros: Fernando Calatrava, Vicente Bultó y Raúl Zamorano


Palacio Municipal de los Deportes de Badalona, para el encuentro. 4.397 espectadores.

 

Noticias relacionadas