Publicidad
Publicidad

Recursos de los sancionados

El Benchomo pide al CCDD que la Regional deje sin efecto el Mundial

  • NOTICIAS
  • 21/01/2019 - 18:04

B.P.

 

Se le acumula el trabajo para el Comité Canario de Disciplina Deportiva por las secuelas del denominado Mundial de lucha canaria, que tuvo lugar en diciembre de 2018 en el Centro Insular de Deportes.

 

Los clubes Benchomo de Tenerife y Aridane de La Palma presentan también recursos ante el CCDD contra las sanciones impuestas por la Federación Regional a la luchadora Yazmina Samblás y el puntal Añaterve Abreu, respectivamente.

 

Tintaamarilla tiene constancia de la entrada de la documentación del Benchomo, además de la inminente presentación de los trámites del Aridane.

 

Ambos clubes, como ya ha hecho el Agüimes en el caso Medianito IV, plantean al CCDD una argumentación para "dejar sin efecto la resolución 39-2018" del Comité de Disciplina de Regional.


En el caso de la luchadora grancanaria del Benchomo, se ausentó del Mundial por motivos profesionales. Siente el club tinerfeño, además, que se ha producido un "agravio comparativo" con su luchadora y pide a la Federación Regional que justifique "la ausencia de otros luchadores al campeonato individual y voluntario", recuerda.

 

Por tal motivo llega a solicitar que la Federación de Lucha Canaria "deje sin efecto el mal denominado Campeonato Mundial de Lucha Canaria", avalada su tesis por lo argumentado en su recurso.

 

Al parecer, los documentos del Aridane de La Palma irían por la misma línea que el anterior. Añaterve Abreu se ausentó del Mundial por una operación quirúrgica que se le realizó días antes del torneo.

 

De otra parte, el Agüimes también acudió de nuevo al CCDD para presentar las alegaciones al recurso allí presentado por el Almogarén, que defiende en los despachos su derecho a reclamar la alineación indebida de Medianito IV.

 

El club lagartero pide que se queden sin efecto las resoluciones 39-2018 y 37-2018 que afectan en su globalidad a su puntal B y al propio club.

 

Está en la línea de los otros dos clubes afectados por las sanciones de la Federación Regional, que impuso dos meses de suspensión a los luchadores que no estuvieron presentes en el Centro Insular de Deportes.