Publicidad
Publicidad

64-82: El líder se encuentra a un Gran Canaria a repechones

  • CBGC CRÓNICAS
  • 17/01/2019 - 22:00
La defensa bajo tablero del Gran Canaria, con apoyo de Rabaseda y Oliver (C. Torres)

B. Pérez

El Gran Canaria sufre la ira del Fenerbahce en los cuartos pares y termina por sumar una nueva derrota en la máxima competición europea. Los amarillos, con minutos de gran nivel en el partido terminaron por rendirse ante el líder de Euroliga solo habiendo conocido la victoria parcial en los diez minutos tras el descanso en los que albergó la esperanza de una gesta que terminaron por derrumbar los representantes turcos a base de una mejor condición atlética y frescura en la recta final.

 

El Fenerbahce se fue al descanso con la sensación de tener encarrilado el día, en un partido que se diseñó por sí sólo para sus intereses. El físico y el ataque diverso de los jugadores de Obradovic sacaban a flote las carencias de un Gran Canaria que apenas podía resistir las primeras curvas de la noche.

 

Hasta el 15-13 a favor de los amarillos, pareció tener opciones de resistencia como había expresado en otras citas donde el mano a mano con equipos de la Euroliga duraba hasta bien entrada la segunda parte e, incluso, hasta los últimos minutos de encuentros.

 

El Gran Canaria se veía limitado en acierto para contrarrestar a los turcos. Un parcial 6-11 en el inicio del segundo cuarto llevaba la renta otomana hasta los 10 puntos (25-35). Para entonces ya estaba en pista Eriksson, con una estrecha vigilancia que impedía sus operaciones habituales con el mortero. Y no tardaría Víctor García en poner en pista a Balcerowski al pedir el relevo un agotado Pasecniks, que antes del descanso ya sentía los síntomas del notable esfuerzo realizado bajo los dos aros ante un rival que agotaba en el contacto.

 

La máxima renta del Fenerbahce en la primera parte llegó a ser de catorce puntos (30-44), aderezada con una polémica en las gradas por una falta reclamada ante el intento de mate de Fischer. El posible contacto con el defensor lo pasaron por el alto los colegiados. Sólo falta eso: buscar un culpable ajeno a la autoritaria actuación que mostraban los turcos en el Gran Canaria Arena.

 

Parecía que no iba a tener fuerza el Gran Canaria para reducir al líder que gestionaba su renta con suma facilidad. Y eso hasta que de la mano de Strawberry y el coraje de hombre como Paulí, Rabaseda o Fischer, los amarillos al situarse a tan solo cinco puntos (51-56) de un Fenerbahce que evidenciaba algo de desconcierto. Sin embargo, ahí acabó todo o casi todo para los amarillos. De la bronca de Obradovic surgió un nuevo conjunto turco que revolucionó sus engranajes para superar por fuerza y físico a un Granca que dejaba filtraciones en el perímetro a la hora de ayudar dentro de la zona.

 

Angustiados por la velocidad de hombres como Green, la defensa insular hacía aguas y veía como el Fenerbahce se escapaba nuevamente en el marcador ya de manera irreversible en el partido. Solo quedaba acabar con dignidad y rendir la bandera con honores ante el poderoso rival turco que llegó incluso a mejor su renta y acabar con la máxima.


Alineaciones;

64 Gran Canaria(19+13+19+13): Oliver (2), Rabaseda (8), Strawberry (11), Tillie (21), Pasecnikcs (7) -quinteto inicial-, Magette, Eriksson, Vene, Báez, Paulí (5), Fischer (8) y Balcerowski (2)

84 Fenerbahce (24+20+12+26): Green (9), Melli (5), Kalinic (16), Sloukas (11), Duverioglu -inicial- Mahmutoglu (2), Guduric (7), Vesely (13), Guler, Muhammed (10), Datome (1) y Lauvergne (8)

Parciales casa diez minutos: 19-24, 32-44, descanso, 51-56 y 64-82.

Árbitros: Jovcic, Latisevs y Majkic

Pormenores: Partido de la Euroliga, fase regular, jugado en el Gran Canaria Arena. 4.669 espectadores.

Bloque de fotos: C. Torres

Galería de fotos

La defensa bajo tablero del Gran Canaria, con apoyo de Rabaseda y Oliver (C. Torres)