Publicidad
Publicidad

Opinión

75 años no bregados

Por Pedro Padilla Quintana

  • TOQUE POR DENTRO
  • 11/01/2019 - 18:47
(C. Torres)

Recibimos en nuestra redacción, con ruego de su publicación, un artículo del investigador, luchador, escritor y ex presidente del Adargoma, Pedro Padilla. Expone lo siguiente:

"Veinticinco años después de aquella polémica con el decanato entre el Adargoma y Los Guanches, que ya tenía olvidada, el equipo de Arucas vuelve a revivirla. Una vez más esta mentira (Los Guanches cumplen 75 años sin interrupciones) te atrapa, secuestra tus emociones y duele cada vez que la recuerdas, aunque sé que toda institución que se cimienta en la mentira es como un castillo de arena, frágil y endeble que el mar se encargará de derrumbar.

En el teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria, con motivo de la entrega de los premios 2018 Gran Canaria Isla Europea del Deporte, sentí rubor y bochorno cuando leo y escucho: "Los Guanches Club de lucha cumple 75 años de su fundación. El club ha permanecido fiel al deporte de la lucha canaria sin interrupciones y han sabido transmitir el juego limpio y la tradición, al tiempo que se han adaptado a la creciente demanda deportiva de la sociedad".

Ellos mantienen la tesis de que son el equipo de lucha que más años tienen en Gran Canaria, y así se lo han hecho creer a mucha gente, que han asentido sin comprobar si lo dicho es cierto o no. Ostentar el rango de decano en la Lucha, no te premia en nada, sólo conlleva una gran carga de sentimientos arraigados a todos esos años pasados en una pasión popular como es la de nuestro deporte, y que por circunstancias de la vida, me toca a mí defender, como ex luchador y ex presidente del Adargoma.

Pretendo demostrar desde la historia y de manera racional, que la idea que sostiene el club de Arucas es, a mi juicio, errónea.

Primero.- Desde el punto de vista de la historia, usando como fuente el documento del libro oficial de la historia de Los Guanches, escrito por el licenciado en Historia, José Roque Falcón Falcón, encontramos que:

- En la página 56 se lee: "Si el año 1946 fue el año de la gloria para Los Guanches, este año de 1947 significó todo lo contrario, hasta el punto de ser tal la situación que el equipo desaparece del escenario luchístico por unos años." (...) En consecuencia, aquí se constata la primera desaparición de Los Guanches en 1947, cuatro años después de su aparición.

- En la página 59, José Roque Falcón Falcón reconoce que los Guanches se reorganizan en 1966, después de estar desaparecido 19 años. Se lee: "Aquel magnífico equipo, otrora campeón insular y regional de luchas, que de una forma tan rápida y drástica desapareciera allá por 1947, cuando había logrado llegar a lo más alto, aupándose como una gran potencia dentro del concierto de la lucha canaria, vuelve nuevamente al panorama luchístico en este año (1966) buscando rememorar aquellos tiempos de los mejores días de la lucha canaria en Arucas."

- En el libro, el autor también reconoce en las páginas 112, 113 y 117, la retirada del club en 1983, la desaparición en 1985 y en 1987.

En definitiva, según la historia, Los Guanches de Arucas desaparecen durante 19 años, desde 1947 hasta 1966 y tiene tres desapariciones y reapariciones entre 1983 y 1987, por lo que se falta a la verdad al proclamar que "el club ha permanecido fiel al deporte de la lucha canaria sin interrupciones (...)

En conclusión, Los Guanches de Arucas no pueden celebrar 75 años que no han vivido en la Lucha Canaria, porque no existían, se disolvieron. Hay 22 años de inexistencia, que habrá que descontarlo lógicamente a esos 75 años.

Segundo.- Haciendo uso de la razón y del sentido común, está claro y eso lo sabe el que trabaja, que para computar la antigüedad en la vida laboral, se exige que no haya extinción del vínculo contractual, es decir, que no se hayan desvinculado de la Lucha Canaria. Y Los Guanches durante 22 años no pertenecieron al mundo de la Lucha Canaria, porque estaban desaparecidos voluntariamente. Incluso, me atrevería a decir, que el equipo de 1966 nada tiene que ver con el que se fundó en 1943. Es otro, que utilizó el mismo nombre que el equipo de lucha que existió en la década de los cuarenta; pero esto es otro debate que no viene al caso

La mentira da cabida a muchos tipos de engaños que hieren nuestros sentimientos. Yo me pregunto, ¿por qué se actúa con falsedad y se crean seguidores desinformados? Vivir sin leer es peligroso, te obliga a creer en lo que te digan. Y eso es lo que le ha ocurrido al propio Cabildo Insular de Gran Canaria. Aunque se puede generar la duda y pensar que se ha producido un conflicto de intereses, siendo el consejero antiguo alcalde del mismo municipio que los Guanches, Arucas.

La mentira es un elogio a sí misma, quien miente tiene que alabarse por haber logrado entretejer una creencia falsa, pero lo más triste es que han engañado y dejan en entredicho a representantes de la Lucha Canaria y del Cabildo Insular de Gran Canaria.

No entiendo, ¿por qué Los Guanches no disfruta de los auténticos y grandes logros que ha conseguido, sin necesidad de generar una mentira a la que quieren convertir en verdad de tanto repetirla?

Y es que no se puede celebrar los 75 años que no se han vivido, que no se han bregado.
Espero que la vida les ofrezca la posibilidad de reflexionar y dar un paso hacia adelante y tender la mano con nobleza como se hace en la Lucha Canaria.

* Pedro Padilla Quintana
Ex luchador, ex presidente del Adargoma San José y autor del libro: 'San José, el Adargoma y la Lucha Canaria'


Nota de redacción: Tintaamarilla respeta todas las opiniones sin asumir como propias las emitidas por los autores. Y recibe con brazos abiertos todas las opiniones autorizadas, como es el caso de la versión del Adargoma y como en una hipótesis de la que pueda ofrecer el otro club en el debate: CL Los Guanches de Arucas