Publicidad

El lío del Mundial crece

Apelación desestima los recursos de Medianito y Agüimes

  • NOTICIAS
  • 11/01/2019 - 12:23

B.P.

Como era de esperar, el Comité de Apelación de la Federación Regional de lucha canaria desestimó todos los recursos presentados por los luchadores sancionados por ausencia en el mencionado Mundial.

El fallo tiene fecha 10 de enero de 2018 y en él se mantiene la sanción de dos meses a los cuatro bregadores afectados por esta causa (Medianito IV, Añaterve Abreu, Yasmina Samblás y Kiara Núñez).

En el caso del puntal palmero del Agüimes, además, se desestima el recurso correspondiente a la Liga insular, atendiendo a la petición de alineación indebida presentada por el CL Almogarén.

El principal argumento de las sanciones originales es el artículo 63 del Reglamento de la Lucha Canaria: "Todo luchador convocado al servicio de la selección para intervenir en una luchada deberá presentarse inexcusablemnte en el lugar, día y hora que sea convocado, salvo caso de enfermedad, lesión que se lo impida u otra causa de fuerza mayor debidamente justificada. En tales supuestos su club deberá comunicarlo de modo inmediato y con suficiente antelación a la Federación, quien estimará o no suficiente la razón invocada para no comparecer. En caso de que la causa por enfermedad o lesión, un médico designado por la Federación establecerá el tiempo de inactividad para su recuperación".

Este argumento para un torneo (que tenía carácter voluntario e individual, como anunció el propio presidente de la Regional) es una de las piezas de debate.

El Agüimes, así como el resto de implicados en la sanción, puede volver a acudir de nuevo al Comité Canario de Disciplina Deportiva, que ya intervino de manera parcial paralizando de manera cautelar la sanción al luchador Medianito IV. De hecho, Medianito sigue en competición de la Copa de Gran Canaria.

El lío es imponente y lejos de aclararse se enreda un poco más cada día.

Quizá el destino final sea un Juzgado ajeno al deporte. Los asesores legales del Unión Agüimes estudian desde hace semanas una demanda por los daños sociales, económicos y de todo tipo, que podrían ser irreparables, para las federaciones implicadas.

 

  • Publicidad