Publicidad
Publicidad

91-75: El Granca regala serenidad

Los amarillos vencen al Fuenlabrada (91-75) en un partido que empezó y acabó con buenas sensaciones de juego y en el que el control del rebote fue una de las claves

  • CBGC CRÓNICAS
  • 06/01/2019 - 14:06
Tille entra a la canasta del Fuenlabrada (ACB-Photo/M. Henríquez)

Juan Pedro Borrego

Balsámica victoria en el día de Reyes. A pesar de la baja asistencia de espectadores -no se superaron los 2.000-, el Gran Canaria hizo sus deberes, con problemas, pero a tiempo, para conseguir un triunfo sin más sufrimientos que los de sus habituales altibajos en cada partido. Con un comienzo firme, titubeos en la parte central del choque, y un final sólido en el que su fortaleza en la pintura fue importante, acabó con la resistencia del Motakit Fuenlabrada, equipo al que iguala en victorias en la clasificación.

Con el marcador en 11 puntos de renta (25-14) para empezar, el Gran Canaria conseguía tener un inicio de mañana de Reyes tranquilo. La mayor fluidez en los triples y dureza en la defensa de los amarillos, les permitía controlar el encuentro con cierta comodidad.

Bombardeando con triples, el Montakit ponía a prueba la paciencia amarilla. Con tres canastas desde más allá del arco de manera consecutiva, los madrileños recortaba hasta a seis puntos (29-23), mientras los de Víctor García entraban en una ruleta de constantes errores desesperantes y hacer más alarmante la remontada cuando en transiciones, se ponían un punto por delante 29-30 a seis minutos del descanso.

El partido cambió de sentido de manera radical y el Fuenla se hacía con el control ganando el segundo cuarto. Una vez más, el Gran Canaria parecía desaparecer de la pista. Erráticos en ataque y laxos en defensa, le dejaban a su rival demasiadas oportunidades para crecerse en sus sueños, y de camino, enrabietar a sus seguidores (31-35).

Para solucionar la brecha hacían faltas músculos y el Herbalife se los reclamó a Balvín, quien imponiendo su físico en la zona resolvía los problemas amarillos devolviéndoles no solo la ventaja en el marcador (42-39) sino la confianza en su juego cuando se acercaba el momento de respiro en los vestuarios hasta donde se marchaban momentáneamente ambos equipos con un marcador ajustado de 44-39.


Colocados en una defensa zonal con muchas ayudas a sus hombres interiores y flotando a los de perímetro, el Fuenlabrada comprometía algo más a los locales, que sufrían para contener la ‘ira' de Akognon. El Gran Canaria luchaba por mantener una renta aunque fuera pequeña, pero a su virtud de trabajo se le contraponía su falta de buenas vibraciones en ataque provocando más dudas de las deseables en un juego de precisión.

El descanso obligado del se californiano y de origen nigeriano en el banquillo visitante desahogó un poco la presión sobre los locales, que aprovechaban los fallos fuenlabreños para correr en transición con alguna mayor fluidez para volver a los 11 de ventaja (60-49) a dos minutos del final del tercer cuarto.

Los amarillos trataban de hacerse respetar como conjunto de Euroliga y por su rango de local. Un triple de Eriksson servía para incrementar las diferencias en el marcador hasta los 12 puntos (72-60), pero si de algo sirven los precedentes es para que los equipos se rindan o mantengan las esperanzas dependiendo del oponente de turno. Y en eso, la trayectoria del Granca le pesa mucho en contra. El Fuenlabrada, a pesar de la desventaja, seguía creyendo en la posibilidad de la remontada con más de cinco minutos por disputarse en el choque. Y así, tuvieron que esperar los amarillos a que su control del rebote en las dos canastas le dieran el impulso final para una importante victoria.

Ficha del partido:

91 Herbalife Gran Canaria (25+19+20+27): Oliver (10), Balvin (12), Rabaseda (14), Strawberry (13), Báez (7) -equipo inicial-, Magette (4), Eriksson (13), Vene (2), Pasecniks (9), Paulí y Tillie (7).

75 Montakit Fuenlabrada (14+25+16+20): Bellas (5), García (8), Cruz (7), Kravtsov (8), O'Leary (2) -equipo inicial-, Akognon(19), Rupnik (11), Kemp, Llorca, González, Clark (8) y Eyenga (7).

Árbitros: M.Á. Pérez Pérez, Vicente Bultó y Carlos Merino.

Incidencias: 15ª jornada de la Liga ACB. Pabellón Gran Canaria Arena. 1.849 espectadores