Publicidad
Publicidad

Yasmina Samblás

"Vivo de mi trabajo y no de la lucha; esta sanción es injusta"

  • TOQUE POR DENTRO
  • 05/01/2019 - 16:24
Yasmina Ana Samblás, la luchadora del Benchomo sancionada por la Federación Regional

M.B.

Yasmina Samblás, conocida como Ana Samblás en la lucha canaria femenina, no entiende "absolutamente nada" de lo que le ha ocurrido en las últimas semanas. Afronta a título personal dos meses de sanción por no haber acudido "por razones profesionales, porque yo no como de la lucha canaria" al denominado Mundial que se celebró en diciembre en el Centro Insular de Deportes.

Su club, el CL Benchomo de Tenerife, desveló que la luchadora senior había sido objeto de una suspensión federativa por ausentarse de un presunto mundial que se organizó de aquella manera, tal como explicó el presidente de la Regional, Juan Ramón Marcelino.

"Todo lo que ha comentado mi mandador es verdad", señala a los lectores de Tintaamarilla.es la deportista afectada por el castigo. "Fui inscrita por la Federación para este torneo; nadie me pidió la opinión", recuerda al valorar que no tuvo la oportunidad de presentarse de manera voluntaria como sí hicieron los luchadores puntales masculinos. "Pero todo sucedía recién llegada de Corea del Sur. Cuando vi el calendario de luchadas me di cuenta de que no podía acudir salvo con autorización de mi empresa. Había pedido otro permiso en mi empresa para ir a Corea del Sur (con la Federación Regional, al mundial de lucha ssireum). No me lo concedieron y lo entiendo. Pero yo no cobro de la lucha canaria, no vivo de la lucha canaria sino de mi trabajo" en una empresa de limpieza.

"No podía faltar a mi trabajo. Eso lo sabían los dirigentes. Pedí a Recursos Humanos de mi empresa que confirmara mi ausencia por motivos laborales. Y, sin embargo, fui sancionada. No lo entiendo y no es justo. Es la primera vez que me pasa una cosa así", afirma.

Yasmina lleva seis años ejerciendo el deporte vernáculo. Reside en Gran Canaria pero ahora actúa con un club de Tenerife, cuando hay competiciones. "Los horarios para las luchadas femeninas eran de 9 a 11 de la mañana. Y en esos días yo no estaba libre hasta después de las doce, cuando terminaba mi turno. ¿Qué culpa tengo yo de que no organizaran las luchadas de las chicas por las tardes?".

Porque "de hecho estuve en el Centro Insular de Deportes, en las gradas, por las sesiones de tarde. No me perdí las luchadas del Mundial, pero no podía competir porque estaba en horario de trabajo".

La justificación laboral cayó en vacío porque pese a ello le llegó la sanción. "Y no sé nada del recurso que ha presentado ante la Federación (Apelación) mi equipo. Todavía no han contestado. Pero me alegró saber cómo terminó el caso de Medianito. Yo quiero lo mismo porque no es justa esta sanción", añade.

Samblás reitera el argumento de que "yo no soy profesional ni cobro por luchar como ocurre con los puntales". El consuelo que le queda es el apoyo de su equipo y de las luchadoras del gremio, porque "nadie entiende esto que ha pasado con los sancionados" (...) "Me han dicho muchas cosas para darme ánimos. Una de ellas es que no se pueden aplicar sanciones de este tipo a deportistas que somos amateurs y que tenemos nuestros profesiones de las que vivimos. Algo está mal hecho".