Publicidad

Ale Ojeda / Villa

"Es un honor que me comparen con Valerón; eso me motiva"

El centrocampista teldense pasó 9 temporadas en la UD Las Palmas y ahora, en Tercera, está logrando ser una de las sensaciones de Los Olivos

  • TERCERA
  • 02/01/2019 - 13:18
Ojeda, con el balón a sus pies, en un encuentro en Los Olivos (C. Torres)

Manuel Borrego

El Villa de Santa Brígida mantiene una doble política que en las últimas temporadas están dando sus resultados. Jóvenes valores de la cantera grancanaria crecen junto a futbolistas solidarios y comprometidos con un club que sufre lo suyo para llegar a fin de mes.

Esas apuestas están claras. La última con luz propia es el centrocampista Ale Ojeda Gil (Telde, 19 de noviembre de 1997), el futbolista que en la última jornada de 2018 deslumbró en Los Olivos con sus acciones frente al campeón de invierno San Úrsula.

Su gol inicial ha dado mucho que hablar. "Me ha felicitado mucha gente. En especial, recibí con cariño las palabras de mis compañeros. He visto la jugada en vídeo y me ha gustado mucho también a mí. Salió perfecto todo; los regates, los pases y el disparo", admite a los lectores de Tintaamarilla el futbolista teldense.

Dicen en el Villa que la diferencia del Ojeda de hace un año al actual está en la confianza. Se la está ganando a pulso e Israel Quintana, su técnico, lo tiene muy en cuenta para sus formaciones en el vigente campeonato.

Ojeda tiene su propio pasado. Se formó en el Longueras antes de pasar nueve temporadas en la UD Las Palmas, desde benjamín hasta juvenil de primer año. Más tarde, dos años en la UD Telde y desde 2017 ya en el Villa de Tercera División.

"Me veo cada vez mejor en mi juego. Siempre he jugado en la media punta pero desde hace algunos años ya he actuado como extremo", reflexiona sobre su trayectoria. "Me he adaptado aunque tengo mi propio estilo. Me gusta estar en contacto con el balón, protegerlo, regatear, no soy rápido y elijo el disparo colocado antes que la potencia. Esta temporada llevo tres goles".

Ale Ojeda señala que "no me he inspirado en ningún jugador de renombre, sigo mi propio estilo aunque ...". Es lógico: por su físico delgado, estatura y la forma en que acaricia la pelota, la comparación no se puede evitar. "Es verdad, la gente me lo dice mucho. Incluso mis propios compañeros, como Ione el portero, me habla de esa similitud. No puedo decir nada. Es un honor que me comparen con Valerón; eso me motiva. Siempre fue un jugador que me gustó mucho. Y he de añadir que salvando las distancias ...".

La familia blanca y verde

Si Ojeda tuviera que expresar sus sensaciones en el Villa tendría que repetir lo que ya se ha escuchado a otros futbolistas del grupo. "Es que somos como una familia. Los veteranos arropan y cuidan a los más jóvenes. Es un placer estar con ellos, escuchar sus consejos. Yo soy miembro de la guagua de Telde, los que vamos juntos a Los Olivos con Leandro, Angelo, Aythami y el Chino. Hablamos mucho en esos trayectos. Se aprende con ellos".

Ojeda, apenas 21 años en sus botas, tiene sus propios sueños: "Claro que quiero llegar al fútbol profesional. Todos los días me levanto pensando en ello. Lo voy a intentar". Así que cuando su compañero Bryan Cebolla firmó por Las Palmas Atlético "me alegré mucho por su vuelta. Todos le felicitamos convencidos de que hará algo importante. Fui compañero en Las Palmas de Cebolla y ahora él está allí, ¿quién sabe?".

Porque, pese a que un día dejó de estar en el club amarillo, "la Unión Deportiva siempre me llama. No renuncio a ella, es mi objetivo. A veces pasan estas cosas, pero nunca me he separado sentimentalmente de esa camiseta".

El proyecto actual de Ale Ojeda está en verde y blanco, los colores del Villa, en el intento de disputar su primera promoción de ascenso a Segunda División B. En ese camino está aprendiendo también a sufrir. "El otro día -frente al Santa Úrsula- acabé con las medias rotas y al día siguiente con el gemelo dolorido. Me doy cuenta de que cada vez me dan más patadas. Eso tiene esta categoría".

Ojeda es ahora una de las razones para asociar el espectáculo con la palabra Tercera División. Un futbolista con trato exquisito del balón y que viene dispuesto a hacer camino en el mundo profesional. Un consejo: apunten ese nombre.

 

  • Publicidad