Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Orientación 2018

Johan Runesson y Lone Karin Brochmann se coronan en La Aldea

El sueco y la noruega se imponen en las clasificaciones de las categorías reinas: M21 y F21

  • MÁS
  • 31/12/2018 - 15:30

Johan Runesson y Lone Karin Brochmann se coronaron, este domingo, como los mejores del Gran Canaria Orienteering Meeting (G-COM 2018). El sueco y la noruega se impusieron en las clasificaciones generales de las dos categorías reinas de la carrera, M21 y F21 -respectivamente-, tras cinco días de competición, entrenamientos y conferencias por cuatro municipios de la Isla.

La prueba regresó este domingo a La Aldea de San Nicolás -punto de partida, el pasado miércoles, de la aventura- para cerrar la edición de este año con una jornada prevista bajo la modalidad de esprint urbano. Y en la etapa final, la que cerró el G-COM 2018, Runesson supo administrar la ventaja obtenida sobre Scott Fraser, 24 horas antes en Tamadaba, para proclamarse campeón.

Nicolas Simonin, poco después de aterrizar en Gran Canaria para participar en la última jornada del G-COM 2018, fue el más rápido (15:03) en el último parcial y, a la estela del irlandés, por meta, desfilaron Scott Fraser (15:05), Arttu Syrjäläinen (15:20), Johan Runesson (15:27) y Andreas Höye (15:53).

Con esos resultados, la clasificación general en la categoría M21 proclamó a Runesson como el corredor más regular. Completaron el podio junto al sueco, campeón del mundo junior en media y larga distancia, el escocés Scott Fraser y el finlandés Arttu Syrjäläinen.

"Hoy ha sido un buen día, tranquilo, sobre todo tras los tiempos de ayer -este sábado- en Tamadaba", explicó Runesson en la meta de La Aldea. Allí, el sueco alabó a las condiciones de Gran Canaria para acoger una prueba como esta en pleno invierno. "Son perfectas", recalcó antes de añadir que "es como correr en primavera, que es la estación ideal. Por ejemplo, en Suecia, en verano, hay días de mucho calor y aquí la temperatura ha sido suave todos los días. Es un lugar encantador".

Runesson detalló que "disfruté mucho de la jornada en la montaña: los mapas eran buenos, los controles estaban claros y luego estaba el escenario". "Correr", agregó, "por caminos estrechos y pequeños, entre el bosque y, de repente... ¡Boom! Aparecer en un lugar con unas vistas maravillosas es algo fantástico".

Lo que no aclaró el corredor sueco es si en 2019 defenderá su corona en Gran Canaria. "Podría ser", admitió, "pero hay que valorar muchas cosas. Durante el año realizo muchos viajes para competir, paso tiempo solo y lejos de la familia. Venir aquí es hacerlo en fechas delicadas... Navidad, Fin de Año. Me gustaría visitar otros sitios, pero podría volver en los próximos años".

En la categoría F21, Lone Karin Brochmann completó en La Aldea la remontada. Si en las dos primeras etapas Ausrine Kutkaite fue la mejor, la noruega fue capaz de darle la vuelta a la clasificación en las dos últimas jornadas. Este domingo, Brochmann paró el trono en 14:01, 32 segundos mejor que la lituana y fue un minuto y seis segundos más rápida que Jeannie Runesson. Las tres corredoras coparon, en ese orden, el podio en la general.

Brochman se mostró "feliz" en meta tras confirmar su triunfo total. "Tenía muy claro que hoy, tras la ventaja que logré en el día anterior, la clave pasaba por no cometer errores y regular con el botín conseguido el día antes".

Para la noruega, el G-COM ha resultado "una experiencia muy bonita pero muy difícil". "Han sido como tres carreras diferentes", explicó antes de añadir que "en Mogán, entre tantas callejuelas, fue un día complicado, en Tamadaba, a pesar de la dificultad del recorrido, disfruté del lugar entre bosques y maravillosas vistas, mientras que la carrera de hoy fue muy rápida. Como digo, todas muy diferentes".

Lo que tiene claro Brochmann es que el próximo año repetirá en Gran Canaria para defender su corona. "Por supuesto, lo he pasado muy bien y volveré", puntualizó.

El palmarés del G-COM 2018 se completa con otros 19 campeones: Amandine Cavarroc (F18), Tereza Maria Rush (F35), Lea Leppik (F45), Edit Daniel (F55), Bjorg Kocbach (F65), Kasper Hilo (M/F10), Mathias Grignard (M/F12), Jesper Donner (M/F14), Alec Le Helloco (M/F16), Gustav Aman (M18), Mark Heikoop (M21B), Olivier Guignard (M35), Sergey Makeychik (M45), Stefan Zihlmann (M55), Ilmars Limbens (M65), Christian Fiechter (M75+), Rainer Kujala (OpenA) y Ulf Aman (OpenB).

Cerrada la competición, el G-COM se reserva un último acto para despedir 2018: una jornada de entrenamiento libre en Los Llanos de la Pez.

Tomás Pérez: "El municipio se proyecta a través del G-COM"

Tomás Pérez Jiménez, alcalde de La Aldea de San Nicolás, ejerció este domingo como huésped orgulloso del G-COM 2018. "Ser el municipio anfitrión de esta carrera es un motivo de orgullo para La Aldea", recalcó antes de recordar que "hemos recibido a más de 300 personas procedentes de más de 20 países. Y, dentro del proyecto Gran Canaria Isla Europea del Deporte, hemos participado en la difusión del deporte y hemos logrado que el municipio se proyecte a través de esa red". "Pero más allá de todo eso", prosiguió, "lo que nos congratula de verdad es la satisfacción de los participantes al sentirse queridos, bien acogidos, que vengan a conocer nuestro municipio y que nos ayuden a difundir nuestra imagen en el exterior

El alcalde recordó que en Gran Canaria "no todo es sol y playa". "Esta zona, la gran desconocida de la Isla, ofrece cielos despejados durante buena parte del año para su observación, paisajes, senderos, gastronomía, tradiciones y sus gentes. Y todo eso es una parte importante para obtener la fidelización de los turistas".

Pérez Jiménez resaltó que la orientación es un "deporte familiar que permite conocer la cercanía de la gente" de La Aldea. Además, subrayó que el G-COM favorece la "economía local". "Los participantes alquilan viviendas vacacionales, ocupan la oferta alojativa del municipio y consumen su gastronomía. Y también nos permiten darnos a conocer. Por ejemplo, La Aldea manda sus productos a muchos lugares de origen de esos competidores, como los tomates a Escandinavia. Así conocen el origen de unos productos que llegan al mercado local de esos países".

Más allá del clima y sus parajes, el alcalde de La Aldea destacó como producto estrella de su municipio "las bondades de la gente". "Es", recalcó, "nuestro mejor sello de identidad. La Aldea es un pueblo de acogida, hospitalario, que llega al corazón de la gente. Y aprovecho esta cita para trasladar ese mensaje a nuestra gente: tenemos que impregnar a los que llegan con nuestro cariño y recordárselo a las generaciones futuras: somos un pueblo acogedor, abierto, hospitalario, que ha heredado esa tradición de sus antepasados".

Pérez Jiménez espera que este tipo de pruebas también animen "al porcentaje alto de habitantes de Gran Canaria que no nos conoce a visitarnos". "Eso", admitió, "se consigue con las comunicaciones. El miedo a llegar hasta aquí provoca que mucha gente pare en Agaete y no siga. Pero el proyecto para terminar la segunda fase de la carretera de La Aldea ya toma forma y en pocos años estaremos a media hora de la capital con carreteras muy seguras. Eso permitirá que nos conozca más gente. Y cuando eso ocurra no podemos perder la hospitalidad como sello de identidad".

Galería de fotos