Publicidad

Así se planificó el denominado I Mundial

La dureza en las sanciones a los luchadores lesionados contrasta con las explicaciones del presidente Marcelino sobre cómo se intentó 'invitar' a los celtas y senegaleses

  • TOQUE POR DENTRO
  • 21/12/2018 - 17:00
Marcelino explica cómo se realizaron las gestiones para el torneo del CID (C. Torres)

M.B.

El denominado I Mundial de lucha canaria sigue aún coleando. Sus secuelas -varios luchadores fueron sancionados al no presentarse a una cita a la que acudían de manera voluntaria- siguen en el aire.

Este viernes 21 de diciembre debía disputarse la final de la Liga de Primera en Gran Canaria, que la Federación Insular ha debido suspender ante el espectacular lío que se ha generado por la sanción impuesta al puntal del Agüimes, Medianito IV. El asunto, en manos de los abogados del club, puede acabar en cualquier dirección.

Sin embargo, de no haber mediado la intervención del aplazamiento local, los daños para el club del Sureste de Gran Canaria habrían sido irreparables. Porque, a pesar de la solicitud de fallo urgente y de la petición de mediación del director general de Deportes del Gobierno de Canarias, el Comité de Apelación de la Federación Regional guarda silencio.

Y este paréntesis administrativo habría dejado al Agüimes sin la posibilidad de plantear todos sus recursos posibles ante una sanción federativa con la que no está de acuerdo. Su intención de ir al Comité Canario de Disciplina Deportiva para un arbitraje urgente antes de la luchada por el título había sido imposible de satisfacer.

Las negociaciones (?) para las invitaciones

Pero aún hay más. Rescatamos tal día como hoy las explicaciones que daba en rueda de prensa oficial el presidente de la Federación Regional, Juan Ramón Marcelino, para exponer cómo se había procedido a la organización del presunto Campeonato del Mundo. Sus valoraciones, a la vista de lo acontecido con los puntales canarios, hoy no tienen desperdicio.

Para empezar, explicó que desde hacía casi una década la lucha canaria había perdido el contacto con la Federación de Luchas Celtas sin saber el motivo. "Esa desvinculación hizo que se enfriaran las relaciones e, incluso, los contactos", dijo en presencia del mismísimo director general de Deportes, José Francisco Pérez.

Así que "hemos tenido que contactar a través de la Federación Leonesa, porque sí han mantenido el contacto con las Luchas Celtas. No hemos recibido respuestas (a la invitación) por parte de la Federación (Luchas Celtas). No sé si existen o a los sitios donde enviamos los correos y las invitaciones no sé si funcionan".

En las primeras informaciones sobre la organización del evento celebrado en el Centro Insular de Deportes, se había anunciado la venida de una delegación de luchadores celtas ... pero hubo más tarde esta sorprendente explicación oficial. Sin embargo, todavía se podría rizar el rizo cuando Marcelino explicaba la ausencia de otra delegación de deportistas, los senegaleses.

Dijo: "Se habló con Senegal. Es increíble lo cerquita que estamos y lo complicado que a veces es hacer las cosas. No sabía que en Canarias había dos cónsules (de Senegal). Hablamos con uno, pero nos equivocamos. Teníamos que haber hablado con una cónsul que surge de una conversación con Carballo (periodista del gabinete de prensa de la Federación de Gran Canaria), a quien me gustaría agradecer públicamente el esfuerzo que ha hecho porque se ha puesto en contacto con medio Senegal para intentar que esos luchadores vinieran aquí, al campeonato".

Así que "teníamos como dos grupos de unos ocho o diez luchadores de Senegal que estaban interesados en venir. Pero, claro: encontramos el problemas de los visados, de las autorizaciones. La Federación de Senegal de lucha Lamb no existe. Pero llegamos a contactar con el ministro de deportes de Senegal, que era el que tenía que hablar para autorizar ... Al final, hemos llegado hasta Barcelona donde hay cinco luchadores de Senegal en el Centro de Alto Rendimiento que también estaban interesados en venir. Pero, al final, tampoco se les ha autorizado para que viniesen. Hasta última hora intentamos cerrar con ellos, pero no se ha podido".

Para más sorpresa, el presidente de la Federación Regional llegó a confirmar en su explicación que "el que nos marcó las pautas para organizar el Mundial fue Corea (del Sur), que cierra sus ejercicios el 31 de diciembre. Nosotros queríamos hacer el campeonato en febrero para tener mucho más tiempo y organizarlo muchísimo mejor, pero ellos decían que en febrero no tenían presupuestos para poder venir hasta aquí. Corea se paga todo hasta llegar a Gran Canaria. Vienen 40 personas con una televisión coreana que les acompaña".

Así que hubo en el Centro Insular luchadores y luchadoras canarios, leoneses y coreanos. De ese ‘rigor' organizativo llegaron las duras sanciones para los luchadores ausentes lesionados.

  • Publicidad