Publicidad

71-84: La leña del Baskonia saca de pista al Gran Canaria

Ocho puntos en el parcial previo al descanso dejan sin opciones de victoria al conjunto de Víctor García ante el baskonia

  • CBGC CRóNICAS
  • 18/12/2018 - 22:20
Tillie, con dificultades para acceder hacia la zona de tiro del Baskonia (C. Torres)

B. Pérez

Jugar de más a menos no es nada bueno. Y eso lo comprobó el Gran Canaria en una nueva entrega de la Euroliga en su pabellón. Los amarillos, que empezaron con buenas sensaciones ante el Baskonia terminaron por diluirse poco a poco en el choque hasta sufrir su peor momento en un segundo cuarto con una paupérrima aportación ofensiva de ocho puntos y un mal tercer parcial de 18-27 que resultó decisivo en favor de los vascos.

Cuando el Baskonia cambió el modelo defensivo en el segundo cuarto, todas las buenas sensaciones que tenía el Gran Canaria desaparecieron. El primer tiempo se fraccionó en dos claras mitades: una para el equipo local y la otra, con la complicidad del criterio arbitral, para los vitorianos.

El Gran Canaria salió con personalidad a la pista. Se la proporcionaba una buena dirección de Radicevic y la variedad en el juego ofensivo donde Strawberry comenzó con lucimiento personal.

No se encontraba a sí mismo en la pista el Baskonia ante un rival que le miraba a los ojos, se colocaba por delante en el marcador y colocaba una distancia de +9 a su favor (23-14) a tres minutos de la primera interrupción.

Paulí remataba el primer cuarto con dos acciones de cara a la galería, con sendos mates que deleitaban a la parroquia.

Pero Velimir Perasovic dijo ¡basta!. Ordenó girar la tuerca de la agresividad defensiva tras el minuto 10, especialmente cuando apareció en pista Markus Eriksson, incapaz de encontrar una posición cómoda de tiro sin un brazo o un golpe ‘autorizado'.

El mejor lanzamiento lejano del sueco tuvo que fabricarlo desde 8 metros, con una corbata del balón en el aro del Baskonia que ya era otro en pista, de Marcelinho Huertas hasta la araña Diop.


El Gran Canaria se atascó, incluso en las canastas fáciles. Y con solo ocho puntos en este segundo cuarto, vio cambiar de mano la dirección de partido, que a la tregua con 35-41 y las peores sensaciones que emanaban desde la dureza en todos los aspectos del juego baskonista.

Luchaba el Gran Canaria contra una gran muralla a la que le costaba superar sobre todo por el hándicap del elevado físico de los blaugrana. A pesar de tener que reservar a su jugador franquicia por faltas, el Baskonia seguía sólido y sacando canastas milagrosas en los momentos en los que más cerca estaban los amarillos.

En esa situación, los locales empezaron a dudar de sus capacidades permitiendo que los vitorianos se escaparan de hasta 11 puntos por primera vez en el partido a tres minutos y medios del final del tercer cuarto (46-57), dando la puntilla Shields con un nuevo triple para poner un 48-63 que aparentaba ser demoledor porque desde ese momento ya no salía nada, ni en defensa ni en ataque dejando al equipo foráneo terminar el cuarto con esa renta de 15 puntos a su favor.

El último cuarto ya fue una guerra particular de los jugadores del Granca por intentar revertir la mala situación en el partido. En esas condiciones, no inquietaron para nada un conjunto baskonista que solo debió esperar ver pasar el tiempo para sumar un nuevo triunfo en la competición.


Alineaciones:

71 Gran Canaria (27+8+18+18): Radicevic (6), Rabaseda (8), Strawberry (6), Tillie (11), Pasecniks (9) -equipo inicial, Oliver (3), Eriksson, Vene Siim-Sander (3), Balvin (8), Báez (9), Paulí (8) y Fischer.

84 Baskonia (22+19+27+16): Vildoza (13), Janinng (16), Poirier (1), Hilliard, Shengelia (7) -inicial-, Voigtmann (2), Huertas (4), Diop (10), Granger (15), Shields (16) y González.

Árbitros: Fernando Rocha, Piotr Patusiak, Saso Petek.

Pabellón: Gran Canaria Arena. 4.121 espectadores.

Marcador cada diez minutos: 27-22, 35-41, descanso, 53-68 y 71-84.

 

Galería de fotos

Tillie, con dificultades para acceder hacia la zona de tiro del Baskonia (C. Torres)
  • Publicidad