Publicidad

Víctor García

"No vengo con una varita mágica"

  • CBGC CAMPO ATRáS
  • 05/12/2018 - 15:13
Víctor García (CB Gran Canaria)

"Cuando me lo comunican te quedas muy sorprendido. No es una situación agradable para nadie porque significa que el equipo no va bien y se tienen que tomar decisiones que no son habituales en este club. Y a partir de ahí, lo siguiente es pensar en el partido que tenemos mañana. Esto no para, va muy rápido y tenemos por delante un reto muy exigente, de máximo nivel de Euroliga", comentó Víctor García este miércoles antes del desplazamiento del Gran Canaria a Milán.

El Gran Canaria juega el jueves frente al Armani Milán, en choque de la Eurocup, pero ha de hacerlo con el relevo en el banquillo tras fulminante cese de Salva Maldonado. Todo sucedió muy rápido: "Me entero ayer por la tarde y como te digo, en cuanto te lo comunican intentas ser lo más proactivo posible y pensar en lo que viene" añadió el entrenador grancanario. "Como te decía antes, esto no para, y tenemos que ir a una cancha tan exigente como la de Milán. Intentando aprovechar todo lo que hemos hecho hasta ahora para competir en las mejores condiciones posibles".

"Diferencias claras. Aquello era un tema puntual de una enfermedad del entrenador, de seguir en la línea. Sabíamos que Aíto iba a volver pronto, el nivel de exigencia no era el mismo porque era jugar en Brindisi, en Eurocup, y luego jugar en casa contra Obradoiro. Ahora los retos son muy diferentes: es jugar en Milán un partido de EuroLiga y luego jugar en Madrid. Yo no pienso en el siguiente partido después de Milán, sino en el entreno de esta tarde y en el próximo partido. Es lo que puede ser de más ayuda al equipo".

Sólo he estado en este club

"Solo he estado en este club y solo pienso en el entrenamiento de esta tarde, en cómo ayudar a los jugadores para preparar el partido, clarificar cosas. Sabemos que vamos a jugar contra un equipo que tiene muchísimos puntos, está el sexto clasificado, uno de los equipos que más anota, con mejor porcentaje de tres ..."

Recordó asimismo que "he trabajado con cuatro grandísimos entrenadores y mi función es ayudar al que venga. Una parte importante del ayudante es adaptarte a lo que quiere el primer entrenador. Cuando eres ayudante tienes que estar concentrado en eso, y ahora que me ha tocado vivir esta situación intentaré ayudar lo mejor posible".

Sentarse en el banquillo "lo asumo con responsabilidad. Es una grandísima responsabilidad dirigir un club como este. Lo he vivido desde abajo, la progresión que lleva, lo que implica, lo que significa jugar esta competición y lo que ha costado llegar. Te da un punto más de responsabilidad. Sin grandes excesos, porque hay que ser consciente de que no voy a venir con una varita mágica, y menos sin tiempo para entrenar. Ya hacíamos muchísimas cosas buenas y vamos a intentar aprovecharlas".

"Es imposible cambiar nada sino refrendar las cosas que veníamos haciendo bien. Plantearemos el partido con el máximo esfuerzo", añadió.