Publicidad

"En la lucha canaria faltaba decencia a nivel federativo"

El director general de deportes y el presidente de la Federación Regional confirman los graves problemas económicos de la anterior gestión y se anuncian depuración de responsabilidades tras conocerse la auditoría

  • NOTICIAS
  • 28/11/2018 - 12:28
El director general de deportes, de espaldas, habla con el presidente regional de lucha canaria (C. Torres)

Manuel Borrego

Y en ésto se destapó un asunto que venía caminando desde hace meses. Este miércoles, en el transcurso de la presentación del Mundial de lucha canaria, el director general de deportes del Gobierno de Canarias y el presidente de la Federación Regional de la modalidad vernácula desnudaron los graves problemas económicos detectados en la anterior gestión del organismo federativo. Avanzaron que el proceso, una vez realizada la auditoría a la Federación Regional, está en manos del letrado Eligio Hernández para depurar responsabilidades a los graves desajustes económicos localizados por los expertos.

La pista inicial la avanzó el hombre del Gobierno de Canarias, José Francisco Pérez, que al valorar los movimientos de avance de la lucha canaria con la actual junta de gobierno, fue contundente: "Con la Federación anterior había problemas gravísimos que, por suerte, se están solucionando (...) En la lucha canaria faltaba decencia a nivel federativo", expresó con absoluta rotundidad en una intervención inicial que no necesitó preguntas.

"Lo intenté (arreglar) pero me lo pusieron muy difícil", dijo también. "La lucha es de todos los canarios, no patrimonio de nadie".

Felicitó a Juan Ramón Marcelino, nuevo presidente, y a las federaciones insulares porque "ahora tenemos una Federación digna, respetuosa y que trabaja".

Pero aún profundizó más el propio Marcelino, aclarando en primer término que el traspaso de poderes de la Federación (encabezada entonces por Germán Rodríguez) no había sido sencillo. "Hemos tardado un año en realizar una autoría interna" subrayó, asumiendo así la promesa realizada en el momento del cargo.

Ratificó los importantes problemas económicos localizados "de los que tienen ya constancia la asamblea general" y a modo de síntesis cifró, en primera instancia y como detalle relevante, 120.000 euros que "faltaban del seguro de los luchadores, se había gastado esa cantidad". Se habían "detectado esas irregularidades", expresó.

Hasta el punto de que las competiciones pudieron paralizarse y el asunto se resolvió con el respaldo económico del Gobierno de Canarias. Porque "no había dinero" para cubrir la cobertura de la mutualidad deportiva.

"El Gobierno de Canarias nos pidió transparencia en la gestión y nosotros pedimos que nos lo exigiera. Hubo un plan de ajustes y la auditoría". De ahí que la auditoría económica realizada llegara a sus conclusiones. "El asunto está en manos de Eligio Hernández, nuestro abogado (...) Se tomarán las acciones que correspondan para depurar responsabilidades de lo que dice la auditoría", indicó Marcelino.

El presidente Regional no detalló los resultados generales del auditor, aunque sí ese apunte de la mutualidad. No obstante sí avanzaría que la Federación Regional (posiblemente en unión del Gobierno de Canarias) realizarán una nueva comparecencia pública para este asunto que posiblemente acabará en los Juzgados.

Esa labor de sanear y ser transparente permitirá que "el próximo que venga a la Federación (en alusión a su futuro relevo) tiene que saber que cuando se llega a una institución como esta tiene unas responsabilidades. Tenemos que ser maduros porque si las cosas se hacen mal tendrán que sancionarse", insistió Marcelino.