Publicidad

1-1: Intensa pugna, empate y polémica en Los Olivos

Los jugadores del Villa reclamaron dos acciones en el área del San Fernando, que sacó un valioso punto de Los Olivos

  • TERCERA
  • 24/11/2018 - 00:01
Las protestas de Ayoze y Santi al colegiado Iván Pérez, en el encuentro disputado este viernes en Los Olivos (C. Torres)

Manuel Borrego

El viernes especial en el grupo canario de Tercera acabó con un empate (1-1) entre el Villa y la UD San Fernando. Ambos equipos se entregaron al máximo con objetivos distintos en el terreno de Los Olivos. El Villa codició el triunfo, que lo tuvo más cerca a través de instantes de mayor tranquilidad con el balón. El Sanfer apuró sus esfuerzos para rescatar un punto que tiene más valor moral que clasificatorio, porque todo lo trabajado durante la noche esta vez no cayó en saco roto.

En el cruce entre dos de los equipos que han representado recientemente a Gran Canaria en la promoción saltaron chispas. Se vivió con mucha intensidad, a veces de forma pasional, pero la noche se aderezó con polémicas en las dos zonas de área. El colegiado Javier Pérez acabó siendo protagonista porque no dudó en señalar una pena máxima para el Sanfer a los 10 minutos. La malogró Quintero lanzando al poste, luego de haber sido él mismo objeto del agarrón sancionador.

Pero el Villa reclamó también lo suyo en dos acciones, una en cada tiempo. Sin duda la segunda de ellas, con caída de Santi en una entrada de Eduardo, pudo ser la jugada determinante porque pareció ser la de menos dudas y la que generó una oleada de protestas locales no atendidas por el colegiado.

El Villa fue mejor que su oponente con el balón; pero el San Fernando tuvo la virtud de pelear con fe ciega todos los balones, hacerlo con orden y gozar de escasas pero claras oportunidades. De tal forma que en el devenir de los acontecimientos pudo pasar cualquier cosa.

El equipo de Israel Quintana llegó más. Mostró un paso evolutivo más adelantado en el juego de combinaciones y también exhibió mayores dosis de tranquilidad con el balón. Cuando Santi entraba en acción, el peligro local se dejaba sentir. Un chut suyo, ya con el marcador 1-1, lo desvió al larguero Choolani antes del descanso. Y en la jugada siguiente, los locales pidieron manos de Ayoze al rechazar un remate en la línea de gol.

Pero aún más insistentes fueron los instantes de peligro locales en la segunda mitad. Trujillo estuvo a punto de cazar en el punto de penalti un centro envenenado del propio Santi y varios remates de los delanteros locales, en acciones de estrategia no acabaron de encontrar la jaula de Choolani, muy centrado en su regreso a un campo donde lloró la pasada temporada.

En el minuto 82 llegó la jugada polémica de la noche, con la caída de Santi respondida con inhibición por parte del colegiado.

El Villa cayó entonces en la precipitación y un error defensivo pudo costarle incluso la derrota cuando Eleder encontró el balón y se quedó en solitario frente al portero Ione. Sin embargo, el experimentado meta aguantó y sacó con su cuerpo el balón, que ya corría con potencia hacia su portería.

Alineaciones:

Villa de Santa Brígida: Ione Puga, Angelo, Aythami, Chino, Gabri, Juanyi (Calem, 75), Ubay, Santi, García (Iván Remedios, 46), Ojeda (Pablo Alvarez, 64) y Javi Trujillo.

UD San Fernando: Choolani, Israel, Héctor Marrero, Eduardo, Fran Ramírez, Echedey, Ayoze, Javi Navarro (Eleder, 85), Fede Manzi (Navas, 75), Medina y Quintero

Goles. 1-0, m. 30. Contragolpe del equipo local, combinando entre los zagueros Santi y Javi Trujillo. El remate de este último, que por el camino golpea el pie del zaguero Israel, acaba superando la media salida de Choolani. 1-1, m. 39. Saque largo de banda en la zona del área satauteña. El balón lo desvía Ayoze sorprendiendo junto al poste.

Arbitro: Javier P´rez Alameda (de Fuerteventura), asistido por Daniel Juan Prat y Aday Quintana. Tarjetas amarillas a Angelo, Juanyi, García y Pablo Alvarez (Villa); Eduardo (Sanfer).

Partido del grupo canario de Tercera División, disputado en el estadio de Los Olivos en noche fría.

Sigue bloque de fotos: C. Torres