Publicidad

La receta de Paco Herrera

Un equipo 'perro' para defender y ágil para atacar

  • ENTRE BASTIDORES
  • 22/11/2018 - 23:21
Ángel Rodríguez (C. Torres)

B.P.

"Cuando vienes para sustituir a un entrenador es importante lavar la cabeza del jugador. Tienen que olvidar lo de atrás ... Tenemos jugadores preparados y están cotizados en esta categoría", dijo este jueves Ángel Rodríguez, segundo entrenador de la UD Las Palmas.

El técnico asistente de Paco Herrera describió en UDRadio la receta que aplica el nuevo técnico para encontrar la mejor versión del equipo. "En cuanto a lo físico no puedes hacer nada, pero el jugador te quiere convencer porque quiere estar en la primera alineación", dijo. "Vamos a ver si somos capaces de ser serios y fiables" (...) "Queremos atacar a través del balón, no queremos replegarnos en exceso y, sobre todo, que finalice las jugadas. Pero no lo vamos a conseguir todo en cinco días ni loco".

La sensación inicial "que teníamos es que el equipo era incapaz de tres pases seguidos. Pero tenemos capacidad para mucho más (...) y mucha pegada arriba. Por eso considero que es importante que Las Palmas sea un equipo perro, que no conceda nada al rival".

Angel reconoció tener documentación avanzada de lo que es actualmente: "Ahora tengo más información de todo, de la cadena filial especialmente, que cuando vine la anterior ocasión con Paco Herrera. Sé de muchos futbolistas del juvenil hasta el primer equipo (...) Cuando sucede su vuelta le hice bocetos de lo que es el equipo. Le he dicho que yo creo pero la última decisión es de Paco Herrera".

Sin embargo, "estoy convencido de que Manolo Jiménez es un grandísimo entrenador, preparado como el que más para sacar a un equipo hacia adelante. Pero el aficionado quiere que sea un equipo dominador de la pelota y que se asocie mucho más".

Explicó que "la cultura de la isla no es actual. Cuando vine en el 95 y empezamos ganando todos los partidos. En el descanso contra el Móstoles, ganando 2-0 pero no jugaba bien, nos brindaron una pañolada".

"En los primeros partidos el equipo ganaba esta temporada, pero la afición salía contenta del estadio sin mirar el cómo ganaba", explicó.

Y al referirse a los futbolistas de Las Palmas Atlético, Angel aireó: "En el filial hay mimbres, futbolistas que pueden echarnos una mano ya en el primer equipo (...) No es una cuestión de valentía, es una cuestión de creer en los jugadores del filial".