Publicidad

Márquez afirma haber desoído un consejo de Tonono sobre la UD

El técnico desvela a la Cadena Ser que se marchó porque "las expectativas sobre la plantilla estaban fuera de la realidad"

  • NOTICIAS
  • 25/09/2018 - 14:01

B.P.

Manolo Márquez, aún en Croacia tras terminar su relación deportivo con el NK Istra, habló este martes para la Cadena Ser en Las Palmas, explicando su situación actual tras la destitución y lo experimentado hace un año en la UD Las Palmas.

Sobre el conjunto balcánico, "se ha vivido una situación que no sé cómo llamar. Ha sido surrealista. Cuatro días después de vivir la primera victoria del campeonato, tras una serie de sucesos increíbles del verano siendo el que más tarde el equipo se construyó ... ha sido una decisión que no tiene ni pies ni cabeza. La propia persona que me comunicó la decisión me dijo que era una injusticia. Pero tenía órdenes del de arriba. Estoy arreglando los asuntos para poder volver" a Barcelona.

Su estancia en Croacia se produjo en un momento de euforia, tras el subcampeonato en Rusia 2018. "Llegamos aquí en pleno mundial. Vivimos la euforia de Croacia hasta la final. Fue una locura en este país. Croacia es una potencia mundial en todos los deportes de equipo. Se vivió con una intensidad muy grande. Pero la Liga, siendo un poco suave, tiene muchos problemas de funcionamiento. Se demuestra con la asistencia a los campos, con una media de 3.000 a 3.500 espectadores por partido".

Sobre la UD

"He visto tres partidos de Las Palmas: Reus, Albacete y Extremadura. Cuando se hacen las cosas bien (...) Tiene la mejor plantilla de Segunda División, con muchos jugadores de nivel. Los fichajes son muy buenos, porque si no tienes a Rubén Castro está el Chino, si no Rafa Mir o Pekhart. Es una plantilla muy buena, competitiva en una Segunda A que parece que no se acaba nunca. Pienso que el equipo va a ascender, aunque con un entrenador con la experiencia se solventarán la etapa de malos resultados", vaticinó.

Entonces comentó sobre su paso por el primer equipo: "Si este año no hubiera empezado bien, hubiéramos dicho que no se apostó por la cantera ... Hablar a toro pasado es más sencillo. El año pasado fue todo tan caótico a nivel de resultados, que no nos salvamos ninguno: los que empezamos y los que acabaron".

"Es verdad que el equipo se desmoronó (cuando su marcha). El problema está en las expectativas que se crearon a principios de temporada, hablando que teníamos posibilidades de jugar la Copa de la UEFA. Las expectativas que se crearon no eran ciertas. Me fui en el puesto quince ... Pero las expectativas del año pasado estaban fuera de la realidad para una persona que estaba dentro como yo"

Valerón y Tonono

"Es cierto que yo no había entrenado en Primera División pero sí conozco el trabajo de grupo. Es cierto que tenía la impresión de que el equipo no tenía buena pinta (...) Me dio pena leer que Valerón fue el encargado de que De Zerbi no fuera el entrenador", aclaró el técnico.

Y sobre su llegada al primer equipo desveló que "y una semana antes de empezar la pretemporada me llamaron para coger el equipo". Y aunque "la gente ha mencionado a Tonono" como su impulsor para la primera pantilla, según Márquez entonces "Tonono me dijo: no cojas el equipo. Porque la fractura que ya había a finales de la temporada anterior era muy grande" (...) "Tonono es el gran valedor mío en el fútbol base. En el futuro pensaba que podría ser entrenador del equipo. Igual pensaba Luis Helguera. No sé si se atreverán a decirlo".

Aún así, "ochenta veces que me pasara ésto, ochenta veces diría que sí y no escucharía los consejos de Tonono. Cogí a Las Palmas y ya saben todos lo que ocurrió". "No me arrepiento de haberme marchado. En el momento que me fui no me sentía útil en el organigrama del club", puntualizó.