Publicidad
Publicidad

1-2 en Almendralejo

La UD con 10 gana a un rival con 12

Los amarillos se fajan ante un Extremadura que abusó del fútbol de contacto y tuvo el favor del colegiado en un penalti y la expulsión de Galarreta

  • CRÓNICAS
  • 16/09/2018 - 17:53
La celebración del gol de Rubén, que marcó a lo Panenka y adelantó a los amarillos en Almendralejo (La Liga)

Manuel Borrego

Llegó la primera victoria de la UD Las Palmas a domicilio. Este domingo se impuso 1-2 al Extremadura en un partido donde empleó más lucha de fuerza que de mañas. Rubén, de penalti, y Maikel Mesa fraguaron con sus goles el laborioso triunfo de los amarillos, que debieron afrontar varias adversidades en la tarde extremeña. Y éstas llegaron por varias decisiones del colegiado andaluz Vázquez Figueroa: un penalti inexistente y la expulsión con rigor excesivo de Ruiz de Galarreta, a quien la primera sanción con cartulina condicionó la segunda.

El equipo de Manolo Jiménez tuvo la entereza de mantenerse en pie y contener el empuje de un Extremadura que sacaba rentas a sus quejas. El oficio del equipo canario hizo el resto, sacando máximo rendimiento a la ventaja mínima en el marcador y al saber estar ante el viento adverso.

El triunfo se produjo en una semana en la que los amarillos siguen en su escalada pero se aproximan a verle la cara al líder Málaga, impecable cosechador de resultados con 15 puntos en las cinco primeras jornadas.

Un cuerpo a cuerpo

Las Palmas aceptó el estilo de partido que quería el Extremadura: mucho fútbol directo y contacto físico. A ello unía un ambiente de constante protesta del graderío convirtiendo el partido en una cama de fakir para los amarillos.

Sin embargo, la realidad es que el conjunto de Almendralejo era incapaz de crear inquietud a Raúl Fernández. Empujaba, pero era un esfuerzo vacío de fútbol ante un rival visitante que se armaba de paciencia para esperar sus ocasiones.

Rafa Mir disfrutó de la primera opción con una leve vaselina que salvó el portero. Pero en la segunda oportunidad Rubén hizo trabajar al operario del marcador al convertir un claro penalti por derribo de Zarfino a Ruiz de Galarreta.

En esta ocasión fue el mecanismo de la estrategia el que desarrolló la ventaja, porque la jugada del 0-1 fue un corner interpretado en la banda derecha.

Ese golpe lo encajó el Extremadura, que cargó el látigo para llevar el partido a límites donde el colegiado tenía que fraguar decisiones complicadas. Se recreó Las Palmas durante algunos minutos, sin cerrar o ampliar esa mínima ventaja. Le faltaban a los amarillos el fútbol que exhibieron en la segunda parte de La Romareda, admitiendo ese juego físico que le convenía a los azulgrana.

Y fruto de ello, con dos decisiones arbitrales consecutivas, una falta rigurosa al borde del área y un penalti inexistente colocó al Extremadura a la altura de su oponente, empataba el choque antes del descanso y abría posibilidad de caminos hacia las dos direcciones.

Otra vez Maikel Mesa

Las Palmas tuvo la virtud de encarrilar otra vez el partido, con una jugada de pizarra que dejó helado al Extremadura. Maikel Mesa se convirtió en ejecutor del tanto 1-2 tras magnífico servicio de Fidel. Ese segundo golpe parecía definitivo ...

El frasco de la calidad era de la UD; el bidón de la potencia seguía siendo de un Extremadura que no cambió su pauta pese a la nueva adversidad. Pero Figueroa Vázquez volvió a cambiar parcialmente el argumento, porque la segunda amarilla de Galarreta dejó durante media hora en superioridad numérica a los azulgrana extremeños. El tercer regalo fue un codazo de Chuli a Fabio que pasó por alto el colegiado, con el asistente a un metro de la jugada. Merecía la roja pero el atacante local pudo seguir en el campo hasta el final.

La última propuesta del partido también la aceptaron los amarillos. Sus caras se pintaron con camuflaje de trinchera y con esa actitud decidió resistir las oleadas alocadas de un Extremadura que no encontró más rutas para batir a Fernández.

Las Palmas sigue la huella correcta y la Liga le ha puesto frente en la próxima jornada con el equipo que mejor pisada lleva en este primer mes de competición: el Málaga.

Alineaciones:

UD Extremadura: Manu García, Pardo, Pomares, Alex García, Djalo, Olabe, Zarfino, Barrera (Willy, 54), Capel (Chuli, 54), Valverde (Márquez, 67) y Enric Gallego

Las Palmas: Raúl Fernández, Alvaro Lemos, David García, Cala, De la Bella, Timor, Maikel Mesa, Ruiz de Galarreta, Rafa Mir (Fabio, 74), Fidel (Blum, 66) y Rubén Castro (Pekhart, 89)

Goles. 0-1, m. 13. Galarreta es derribado por Zarfino, tras una jugada de córner. Rubén Castro convierte a lo Panenka. 1-1, m. 37. El colegiado aprecia penalti un balón que golpea en el hombro izquierdo de Galarreta. Chuta Enric Gallego, desvía Raúl Fernández, pero el balón regresa al ejecutor que bate a puerta vacía. 1-2, m. 49. Falta desde la izquierda que cuelga Fidel al segundo poste y allí Maikel Mesa controla, mira y dispara.

Arbitro: Jorge Figueroa Vázquez (Colegio Andaluz). Tarjetas amarillas Olabe, Zarfino, Capel, Valverde (Extremadura); Raúl Fernández, Fidel, Rubén Castro (Las Palmas). Expulsó a Galarreta, por doble amonestaciones en el min. 62.

Pormenores. Estadio Francisco de la Hera, jornada 5 de la Segunda División A. 9.710 personas en las gradas de Almendralejo.