Publicidad

La unidad B se queda sin labor extra

Las Palmas cae ante un sorpresivo Rayo Majadahonda, que aprovechó su buen juego y el error de Nauzet Pérez y la señalización de un penalti exagerado

  • CRóNICAS
  • 13/09/2018 - 21:53
Maikel Mesa celebra el temprano gol amarillo, pero era un espejismo (C. Torres)

Manuel Borrego

Inesperada eliminación de la UD Las Palmas en la Copa del Rey. La que podría interpretarse como la Unidad B del actual proyecto no logró proteger el billete y cayó en partido único ante un Rayo Majadahonda que gana prestigio con el 1-2 en el Estadio de Gran Canaria.

El partido tuvo un inicio esperanzador pero acabó a favor de los visitantes, condicionado por dos decisiones erróneas: la de Nauzet Pérez en el empate visitante, al calcular mal su salida y despeje, y por la comisión de un penalti que sólo estuvo en la imaginación del árbitro Iglesias Villanueva.

El Rayo logró remontar en el partido y, en líneas generales, fue mejor que los teóricos suplentes amarillos que han dado este jueves argumentos a Manolo Jiménez para no modificar lo que viene fraguándose en la Liga.

Explosiva salida

Sin embargo, la presentación de Las Palmas en el partido, con abundantes novedades en su once, había sido explosiva. En 2 minutos y 20 segundos la eliminatoria navegaba con el viento de los amarillos. En ese breve periodo de tiempo a los jugadores de Manolo Jiménez generaron dos acciones de llegada a la zona de remate, con un córner y una acción posterior que Maikel Mesa llevó al fondo de la portería del Rayo con un espléndido cabezazo.

Prometía el partido teñirse con el tono isleño pero, lejos de seguir en esa trayectoria, emergió en el Gran Canaria un rival que se destapó, dejando atrás su timidez para exhibirse con personalidad para responder a la primera adversidad de la eliminatoria. El Rayo manejó desde el 1-0 con buen juicio la adversidad. Se metió con descaro a presionar el balón en territorio canario y hasta en cuatro oportunidades se presentó ante Nauzet dispuesto a devolver equilibrio. Jeisson, Martínez, Echu y Benito Ramírez, este en su estreno con lo madrileños, dispararon con opciones para llevar sustos a la portería canaria donde varias intervenciones de Nauzet Pérez y la madera dejaron la situación a favor de los grancanarios.

A Las Palmas le costaba acomodarse en el campo para contener a su oponente, animándose con las acciones explosivas en la banda izquierda de Danny Blum. El germano se mostraba ante su nuevo público con imaginación, buena zurda y velocidad. Era el jugador que entonaba el espectáculo, dando lustre a la ventaja local, hasta que un error de cálculo en la salida de Nauzet Pérez dejó el balón en las botas de Fede Varela. Y éste sólo tuvo que accionar el mecanismo de la guillotina para colocar las cosas en el punto de partida. El empate era lo más justo, pero se estableció cuando el panorama dibujaba todo lo contrario.

Pero había más Rayo

Pero había más del modesto conjunto madrileño. El Rayo Majadahonda se vino arriba en la segunda parte y durante algunos minutos secuestró el balón, obligando a Las Palmas a multiplicarse en su búsqueda. Se repetían algunos parámetros ya vistos en partidos amarillos contra Reus y Albacete. Jiménez tomó de inmediato una nueva decisión: Entró Fabio por Rivera con la propuesta de recuperar presencia y consistencia en la zona ancha de la batalla.

La noche estaba indecisa. Las siguientes intervenciones de los porteros prolongaban la incertidumbre del pase, aunque ya Las Palmas volvía a aparecer en situaciones de ataque después de más de media hora de ausencia. Mesa, antes de pedir el relevo por cansancio muscular, volvía a rematar con intención obligando a Cantero a intervenir para dejar en pie al Rayo Majadahonda.

No obstante, todo iba a cambiar con otro error. Esta vez del colegiado al sancionar con pena máxima una acción en el área amarilla de Mantovani que a lo sumo podría haber sido juego peligroso. Pero el argentino logró arrebatar a tiempo el balón, pero el árbitro señaló el punto de castigo. Allí murió el partido pese a que con la entrada de Rubén y el esfuerzo final fueron insuficientes.

Alineaciones:

Las Palmas: Nauzet Pérez, Diego Parras, Deivid, Mantovani, Dani, Javi, Maikel Mesa (Tana, 69), Cristian Rivera (Fabio, 55), Momo (Rubén Castro, 78), Blum y Pekhart

Rayo Majadahonda: Cantero, Ernesto Galán, Jorge, Luso (Oscar Valentín, 68), Fede Varela, Benito, Rafa, Echu (Iza, 46), Martínez, Varela y Jeisson (Nicolás, 56)

Goles. 1-0, m. 2. Jugada por la izquierda con taconazo de Blum que habilita la carrera de Dani Castellano. El zurdo cuelga un balón con mucha rosca que Maikel Mesa, de perfecto cabezazo, convierte en gol. 1-1, m. 39. Balón también colgado al área que Deivid prolonga con altura. Nauzet Pérez sale pero despeja defectuosamente con el puño para que Fede Varela remate a puerta vacía, tras encontrarse con el cuero. 1-2, m. 77. El colegiado señala penalti después de que Mantovani arrebatara con prontitud un balón en el área, anticipándose. El disparo desde los once metros lo transforma Iza.

Arbitro: Iglesias Villanueva (Colegio Gallego). Mostró tarjetas amarillas a Mantovani (Las Palmas), Martínez y Nicolás (Rayo Majadahonda).

Pormenores. Partido único de eliminatoria de la Copa del Rey, disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 6.934 espectadores. Diego Parras hizo su debut oficial con el equipo profesional amarillo. Benito Ramírez también se estrenó como jugador cedido en el Rayo Majadahonda.

Es la primera derrota de la era Jiménez como entrenador de la UD Las Palmas.

Seguirá bloque de fotos: C. Torres

Noticias relacionadas