Publicidad
Publicidad

4-0 al Nástic

El ogro amarillo usa sus garras

Los amarillos exhiben una insaciable ambición y golean al Nástic, después de que Rubén desmontara el escudo de los catalanes en la primera parte

  • CRÓNICAS
  • 07/09/2018 - 19:53
Rubén Castro celebra su primer gol de la tarde, el que acabó por desmontar el escudo del Nástic (C. Torres)

Manuel Borrego

Al fin una actuación completa, convincente y definitiva. Y aún sin conocer toda la maquinaria de la que pretende ser una apisonadora en la Segunda División. La UD Las Palmas sacó sus garras para destrozar a un Nástic que salió herido del Gran Canaria, con goleada (4-0) y la sensación de no poder contener al que quiere ser ogro de la categoría. Rubén (dos), el debutante Timor y Alvaro Lemos sellaron con sus goles un triunfo incontestable, que necesitaba Las Palmas para generar confianza en la dura batalla de las 42 jornadas.

Las Palmas salió esta vez tratando de continuar el trabajo ofrecido en la segunda parte de La Romareda, donde apareció un verdadero aspirante al retorno a la Primera División. El equipo de Jiménez dominó por completo la noche, entonó su sintonía y acabó por disfrutar una goleada que merecían sus seguidores que podrán ir al Pino con cara de que esto empieza tener la dirección que todos deseaban.

Y no resultó nada fácil al principio acabar con la integridad de las líneas granotas del Nástic. El conjunto catalán vino al Gran Canaria dispuesto a enturbiar la tarde a la UD Las Palmas. Su sacrificio defensivo era tal y con tanto empeño que durante 40 minutos logró ensuciar cada una de las iniciativas de los amarillos. Una pierna, el despeje, el cuerpo para rechazar disparos, orden defensivo, ... cualquier herramienta era útil para hacer creer a los jugadores de Manolo Jiménez que su agobiante tenencia del balón no sería suficiente para batir a Bernabé.

Pero en el primer acto del partido sucedieron dos episodios breves que cambiaron la dirección del viento. Y en ambos estuvo Rubén Castro presente, mostrando su oficio y estado de gracia. Antes de la media hora, el isletero -partiendo desde posición correcta- zarpó a toda velocidad al espacio libre para colocar su cuerpo entre el balón y el defensa Arzo que le perseguía. Hubo contacto y el Nástic, por la voluntad del colegiado al considerar al autor de la falta prometedora como última pieza defensiva salvo portero, perdió un obstáculo como Arzo.

Y a renglón seguido, casi al borde del descanso, de nuevo Rubén rubricó la mejor jugada de la tarde cuando Ruiz de Galarreta filtró por fin un balón hacia el corazón del peligro donde todo lo demás llevó el nombre del ariete grancanario. Su maniobra en apenas dos metros fue perfecta: Control, giro y chut a matar.

Ese tanto cambió por completo el panorama del encuentro. Las Palmas creció en seguridad, ambición y, lo más importante, en precisión. La segunda parte se convirtió en una tortura para el Nástic, que entró en su propia cámara de los horrores en el partido.

Los amarillos se gustaban. Creaban jugadas profundas por las bandas, con asociaciones que se estaban conociendo en muchos casos. El 2-0 fue obra del debutante Timor enganchando un chut desde la frontal que se envenenó camino de la portería.

La ambición creció en el banquillo y en el campo. Los cambios de Manolo Jiménez tuvieron un matiz ofensivo, ya con el partido sumamente encarrilado. Las Palmas acabó el encuentro con un ataque integrado por Timor, Galarreta, Sacko, Blum, Pekhart y Rubén Castro.

Pero a la fiesta también se sumó el lateral diestro Alvaro Lemos, autor de la asistencia del tercer tanto, de nuevo materializado por Rubén, y con un excelente chut para el cuarto de la noche, en plena algarabía insular.

El monstruo sacó sus garras por fin y la Liga empieza a teñirse de amarillo. Promete.

Alineaciones:

UD Las Palmas: Raúl Fernández, Alvaro Lemos, David García, Cala, De la Bella, Timor, Maikel Mesa (Pekhart, 61), Ruiz de Galarreta, Tana (Blum, 75), Fidel (Sacko, 67) y Rubén Castro

Nástic: Bernabé, Abraham, Arzo, Albentosa, Corís, Fali (Javi Martínez, 77), Rocha, Omar Perdomo (Abeledo, 66), Iván López, L. Suárez (Djetei, 35) y Manu

Goles. 1-0, m. 43. Balón profundo y vertical entre líneas de Galaterra a Rubén. El isletero controla en la frontal, se gira con rapidez y bate a Bernabé de tiro cruzado y raso. 2-0, m. 55. Jugada de derecha a izquierda con cesión de Fidel hacia la posición de Timor. El zurdo debutante chutó raso y el balón acabó sorprendiendo al portero Bernabé. 3-0, m. 62. Excelente servicio de Lemos, en carrera, al corazón del área donde aparece Rubén lanzándose en plancha y cabeceando con precisión. 4-0, m. Un balón suelto en la frontal lo engancha, a bote pronto, Alvaro Lemos. El gallego celebra su primer gol con un disparo potente e inapelable.

Arbitro: A. Domínguez Cervantes (Colegio Andaluz). Tarjetas amarillas a Timor, Mesa, De la Bella, Pekhart y Ruiz de Galarreta (Las Palmas), Omar Perdomo (Nástic). Roja a Arzo (m. 28) al cometer una falta en ataque prometedor de Rubén como último defensor.

Pormenores. Partido de la cuarta jornada del campeonato de Liga de Segunda División, disputado ante 12.119 espectadores en el Estadio de Gran Canaria. Antes del encuentro se le brindó un homenaje a David García, por su récord como jugador con más partidos oficiales de la UD Las Palmas y sumando. Debutaron en la UD Las Palmas De la Bella, David Timor y Danny Blum.

Mejores ocasiones

Minuto 1. Timor prueba con la izquierda, tras un rechace, desde fuera del área. El balón no encuentra portería

Min. 13. Después de un rebote en jugada de córner, es ahora Galarreta el que ensaya desviado también desde larga distancia

Min. 26. Avance hasta la línea de fondo de De la Bella, con un centro que Arzo despeja peligrosamente a córner

Min. 33. Chut de Maikel Mesa, que controla el portero a ras de suelo

Min. 76. Ya con 4-0, Pekhart está a punto de enganchar una jugada con Rubén de intermediario

Min. 82. El portero despeja con un puños un acoso al que trataban de llegar con hambre de gol varios amarillos

Fotos: C. Torres

Noticias relacionadas