Publicidad

Pombo, sin vigilancia, se daba un festín

  • LA MOVIOLA
  • 01/09/2018 - 20:08
Pombo, sin vigilancia, se daba un festín

B.P.

De repente, una línea de cinco zagueros. Manolo Jiménez optó por condicionar su alineación en función del rival. Tres centrales y dos laterales, escoltados por dos pivotes con vocación defensiva. Pero Las Palmas fue peor equipo en las dos facetas cuando actuó con este modelo, en la primera parte.

Y el gol del Zaragoza es una clara ilustración de la cadena de desajustes, de la que especialmente se aprovechó Pombo en sus incursiones por el costado diestro defensivo de los grancanarios.

La jugada se inicia en el centro del campo donde James, cómodo al tener a varios metros cualquier adversario, se percata de la soledad sin vigilancia de su compañero Pombo. Mientras en la izquierda Dani está atento a mantener la línea con su par, Alvaro Lemos sigue al suyo hasta las inmediaciones del centro del campo. Pero a su espalda hay espías.

Pombo recibe en solitario, le da tiempo de llegar al área, recortar y disparar al poste. Todo lo demás lo termina Alvaro Vázquez.

El grave error defensivo en el 1-0 fue uno de varios cometidos por los amarillos. Sin embargo, con menos efectivos atrás luego sufrió menos y fue mejor con balón. Y a tiempo estuvo de culminar la remontada.