Publicidad
Publicidad

Se acabó la pretemporada

Una maquinaria aún por engrasar

Las Palmas genera en el verano abundantes luces, con un cambio de orientación en su estilo; pero debe resolver inquietantes sombras, de forma especial en el centro del campo

  • ENTRE BASTIDORES
  • 12/08/2018 - 14:25
Una maquinaria aún por engrasar Rubén y Araujo, una sociedad que quiere crecer en la Liga (C. Torres)

M.B.

La UD Las Palmas ha puesto punto y final a su pretemporada de 2018: 4 victorias, 2 empates y 2 derrotas, 12 goles a favor y 7 en contra. El último sabor es el más engañoso de todos, porque ni el Betis es rival de los que se va a encontrar en el Campeonato de Segunda División ni la formación presentada por Jiménez tiene aspecto de ser la que compita a raíz del próximo domingo, contra el Reus.

Pero no menos cierto que el equipo amarillo está aún sorteando las primeras olas de la travesía, donde va a encontrar dificultades abundantes porque abundante también es el número de equipos que aspiran al mismo objetivo.

Se nos antoja muy apresura, desmedido incluso, que el entrenador andaluz de la UD esté utilizando de un calificativo como fracaso en caso de no lograr la Primera División. Es una presión añadida que no utilizan otros rivales directos, que prefieren vivir el día a día para hacer camino al andar.

Y en esas etapas de jornalero la UD Las Palmas ha podido ofrecer en las pruebas estivales esperanzadoras luces y también inquietantes interrogantes, que han de recibirse como materia de corrección en este último caso.

A bote pronto, la primera impresión que deja un proyecto con tantos cambios en su militancia profesional es la necesidad de establecer una tregua hasta alcanzar la absoluta conjunción de sus piezas. Porque los distintos estilos futbolísticos incorporados requieren una adaptación lógica a la que no ayudan esas expresiones mirando a junio de 2019.

En estos partidos, el equipo ha mostrado una frescura en portería en la que después del Trofeo Carranza parece ganar enteros Raúl Fernández. Su actuación ante el Cádiz, cuando la UD estaba a merced del rival, ventiló claramente un debate que estaba abierto.

En el otro extremo del campo, renace la esperanza. La idea de la confección de un tridente es clara. Y en las botas de Araujo, Rubén o Mir existe una colección variada de remates que ahora han de fructificar.

De haber conservado a Pedro Bigas en plantilla, la UD Las Palmas habría dispuesto de una colección notable de zagueros centrales para combinar todos los estilos. Cala y David García siguen perfilándose como los primeros titulares de un bloque escoltado por Dani y Lemos en el inicio.

El 4-0 del Betis el último día no se produjo con los teóricos actores titulares, que también necesitan manejar por completo todos los mecanismos defensivos que exigir una categoría donde el juego de estrategia o el contragolpe dan puntos en abundancia.

Es posiblemente el campo del campo donde Las Palmas ha dejado más incógnitas durante los ocho partidos del verano, especialmente contra el CD Tenerife y Cádiz, convertidos en termómetros con más signos de realidad. En el último ascenso a Primera, el equipo grancanario tenía en la zona ancha a jugadores con alta capacidad de recuperación como Javi Castellano, Culio y Roque Mesa, sin olvidarnos del siempre combativo Hernán Santana. Esos saboteadores rivales lograban también generar el movimiento de ataque tras robo. Es un perfil de futbolista escaso en la actual plantilla, al menos en la teoría.

Queda por saber si esa voluntad de presionar, seña de identidad de la Segunda División, también la muestran refuerzos como Rivera o Ruiz de Galarreta. La pérdida en el gol del 1-1 marcado por el Cádiz debería convertirse en un toque de atención para los amarillos. De ahí quizá la frase de Jiménez al referirse que "debemos darnos cuenta de que ya no estamos en Primera División".

Hay expectación por ver cómo desarrollan los extremos su juego, si Hadi Sacko es capaz de convertir su individualismo al servicio del colectivo o si los próximos en venir solucionan los vacíos que debieron ser anotados en el bloc de notas del cuerpo técnico.

Porque la esperanza de un objetivo no se alimenta de sensaciones; necesita resultados.

Los marcadores

A modo de recordatorio, estos fueron los marcadores del verano y los goleadores amarillos:

Selección Sur, 0-Las Palmas, 3 (Momo, Erik y Tana)
Las Palmas, 3-Las Palmas Atco., 0 (Vicente, Tana y Erik)
Las Palmas, 0-Tenerife, 0
Las Palmas, 4-Birmingham City, 1 (Momo, Edu, Erik y Mir)
Leeds, 1-Las Palmas, 0
Las Palmas, 1-Marítimo, 0 (Cala)
Cádiz, 1-Las Palmas, 1 (Rubén Castro)
Betis, 4-Las Palmas, 0

Noticias relacionadas