Publicidad

La máquina del tiempo

Una portería con acento isleño

La última vez que Las Palmas decidió contratar en exclusiva guardametas de la casa fue en 1994-95, con Manolo y José Miguel, en tiempos de Segunda B

  • ENTRE BASTIDORES
  • 09/06/2018 - 07:12
De izquierda a derecha: Chano y José Miguel, Raúl y Nauzet Pérez; debajo: Manolo y Pérez (C. Torres / Archivo Norberto Rodríguez)

Manuel Borrego

La posibilidad de una composición exclusiva de porteros canarios para la plantilla de la temporada 2018-19 pone en marcha la máquina del tiempo para localizar cuándo ocurrieron hechos similares al que, salvo cambio de decisión, se plantea a las órdenes de Manolo Jiménez.

Nauzet Pérez fue el primero en hablar de ello en su presentación como jugador de retorno a la patria chica, avalando las condiciones de Raúl Lizoaín, su compañero y en teoría competidor.

Pero este hecho de portería canaria se ha producido en pocos ciclos a lo largo de la trayectoria de la UD Las Palmas. Repasamos esos momentos:

* Arranque en 1949. Cuando se produjo la fundación de la entidad, la plantilla comenzó a reforzarse con jugadores locales llegados desde los cinco clubes originales. Manolo Montes (Real Club Victoria), Farías (RCV), Víctor Vera (Atlético) y Domingo (Marino) fueron los primeros elegidos para esa demarcación que tanto preocupaba. Montes fue el que marcó esa primera época hasta su traspaso al Atlético de Madrid.

* En 1952 llegó al club el valenciano Pepín Casas, liderando esa titularidad durante muchas temporadas hasta su traspaso al Betis en 1960. Luego el dúo vasco Ulacia-Oregui cooperó en el trabajo de esa demarcación desde 1962 a 1971, a la par. Y más tarde el turno correspondió a Daniel Carnevali. En esas etapas aparecieron excelentes porteros isleños, como Antonio Betancort, pero la portería fue siempre compartida o dominada por refuerzos del exterior.

* Hubo que esperar hasta 1980-81 para confirmar un dúo de porteros grancanarios: Juan Antonio Pérez y Manolo López, con el valenciano Clemot a la expectativa. Y ya en solitario Pérez y Manolo desde 1981 a 1987, intercalándose en algunas convocatorias los también isleños Luis y Carmelo Trujillo. Esa es, sin duda, el ciclo con guantes isleños -sin refuerzos externos- más duradero en la historia de la UD Las Palmas.

* Manolo haría pareja con Chano Lozano en 1987-88, tras la marcha de Pérez al Logroñés, con el vasco españolista Etxeberría entre ambos. Y de igual forma un año después, Lopetegui fue cedido por el Real Madrid con Chano y José Miguel a su estela.

* La siguiente temporada con dos porteros canarios únicamente fue la de 1989-90, con los mencionados José Miguel y Chano bajo la dirección de Paquito García. Seguirían juntos con el uruguayo Eduardo Belza en los dos siguientes ejercicios, que acabaron con el descenso a Segunda B.

* Y entre 1992 a 1994, la portería de la UD Las Palmas llegó a tener a tres arqueros canarios. Porque a José Miguel y Chano se unió Santi Lampón.

* La última ocasión en que sólo hubo dos metas de las islas fue en 1994-95, en Segunda B, con el retornado Manolo López y José Miguel. Un año después, el del ascenso con Paco Rosales, el barcelonés Santi Calvo se unía al dúo Manolo-Lampón.

Desde el ascenso a Segunda A de 1996, siguieron apareciendo porteros de las islas, pero siempre acompañados por refuerzos: Orlando Quintana, Nauzet Pérez, Javi Ortega o el propio Raúl, siempre acompañados por distintos fichajes que hicieron más difícil la conquista de la titularidad.

La vuelta de Nauzet Pérez, el debutante con 17 años en el portería de la Unión Deportiva, tendrá una curiosidad añadida: Cicovic, que le recibió entonces como compañero, es la cara conocida de su gremio que aún está en nómina de la entidad. Ambos entrenados por Miguel Guerra en aquel momento amarillo.