Publicidad

El AEK no arroja la toalla por Sergio Araujo

El club ateniense estudia un plan para mantener la pareja con Livaja, pero la UD ha señalado la cláusula: 60 millones

  • ENTRE BASTIDORES
  • 27/05/2018 - 11:58

B.P.

Medios de Atenas vuelven a hablar de Araujo en las últimas horas. El interés del AEK por el jugador que les ayudó a ganar el título tras 24 años de sequía no desiste. Tras abonar esta semana 2 millones de euros por la compra de Livaja, el club heleno mantendría planteamientos de una nueva operación con el Chino como protagonista.

De cualquier forma, antes de cualquier iniciativa, la UD Las Palmas ha dejado claro que el precio de salida del argentino, que tiene dos temporadas más con los amarillos, es de 60 millones de euros, correspondiente a su nueva cláusula de rescisión.

Pero el AEK quiere jugar la estrategia del gran rendimiento allí realizado por el jugador, que se marchó de Atenas sin decir un ‘no' al conjunto heleno.

Se apunta que el AEK va a disponer de un total de 35 millones de euros para inversiones en la próxima temporada, en la que jugará en la Liga de Campeones. En la Europa League, en 2017-18, dispuso de 10 millones captando a jugadores cedidos de la calidad de Araujo y Livaja.

Esa pareja argentino-croata está en el corazón de los aficionados. Dimitris Melissanidis tenía un plan con Manolo Jiménez al frente, pero la marcha de este dejó rota la opción del convencimiento a través del cuerpo técnico. La compra total, una inversión parcial (con beneficios a repartir de una nueva venta) o de nuevo la operación de un préstamo podrían remitirse hasta Gran Canaria.

El principal problema del AEK es que la UD Las Palmas cuenta con Araujo para su proyecto de Segunda División y esa cifra tan alta para su salida, sin vuelta atrás. El nombre de Araujo está también en otros mercados, aunque el futbolista no puede eludir el sentimiento mutuo con la pasional afición ateniense.

La posición de la UD Las Palmas en este caso es muy firme, como no lo era en el supuesto de Livaja, que tenía una cláusula de compra ejecutable.

Y mientras, el Chino se toma unas merecidas vacaciones. Al parecer, Thailandia sería su primer destino de descanso para cargar pilas y volver a vestir la elástica amarilla. Salvo sorpresas.