Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad

Él es Eleder, aunque podría ser el nuevo Momo

Su padre eligió el nombre del defensa de Guecho que defendió los colores de la UD en los noventa, pero es zurdo, ágil y con vocación ofensiva

  • PROTAGONISTAS
  • 11/04/2018 - 14:45
Eleder Marrero, con el brazalete de capitán de la UD Las Palmas juvenil de DH (C. Torres)

Manuel Borrego

Quiso el padre de Eleder Marrero Méndez (8 de febrero de 1999) que su hijo llevara un nombre vasco asociado a una etapa de energía deportiva en la vida del club amarillo de la tierra. El guechotarra Juan Eleder (UD Las Palmas 1994-1998) fue la inspiración paterna, al menos en la inmersión inicial. Pero lejos estaba de pensar entonces que, en realidad, el niño formado en el Doramas, del Cruce de Arinaga, acabara futbolísticamente con otro parentesco.

Sergio Hernández, su actual segundo entrenador en el División de Honor juvenil de la UD Las Palmas, es el pone las claves siguientes sobre el fútbol de Eleder, que respaldamos por completo. "Es que es igualito a Momo cuando empezó, cuando era juvenil. El cambio de ritmo, el físico, el disparo, ... No es Eleder; es Momo".

El joven futbolista se ríe. "Me gusta esa comparación". Con su propia personalidad está labrándose un camino en la UD Las Palmas, que le acaba de renovar su vínculo hasta junio de 2021. Son muchas las personas que se acercan para inevitablemente recordarle que aquel zaguero ayudó mucho a Las Palmas en el ascenso a la Segunda División, en 1996.

"Siempre me lo nombran. No le vi jugar lógicamente", confiesa a los lectores de TintaAmarilla el Eleder del Sureste grancanaria. "Me han dicho que era un defensa duro, un jugador muy serio y profesional".

La pierna derecha, para subir a la guagua

Eleder va por otros derroteros. "Soy atacante, un jugador con vocación ofensiva. Esta temporada he marcado nueve goles (con el equipo campeón de Canarias juvenil). Mi fútbol es distinto. Mis características son la velocidad, la agilidad, mis movimientos, ... puedo jugar por banda pero me gusta más la media punta, por dentro".

Zurdo, eso sí. "La pierna derecha la uso para subir a la guagua", bromea, "como todos los zurdos. Pero es un recurso para el control y orientación del balón. El disparo es con la zurda, claro. De mis goles de este año me quedo con el que marqué al Acodetti con un disparo cruzado al segundo poste".

Tiene Eleder sus jugadores predilectos, que empieza por un diestro: "Iniesta. Es una inspiración para cualquier jugador. Me gusta su toque. También el dinamismo de Ozil. En realidad aspiro a jugar como ambos".

En ese proceso de aprendizaje su nombre viene despuntando en filiales pero por sus propias condiciones. Llegó a la UD Las Palmas hace una década, procedente del benjamín del Doramas. Y de amarillo ha cubierto todas las restantes etapas hasta las puertas de la categoría senior. "Esta ha sido mi primera temporada completa con el División de Honor. En los otros dos juveniles tuve antes algunas apariciones con Pachi Castellano".

Su año está relacionado con la labor del propio equipo. "Lo califico como muy bueno para todos los futbolistas del filial juvenil. Hemos sido un equipo muy competitivo, arrollador. El haber tenido un rival tan próximo como el Tenerife nos ha hecho estar muy centrados. Respetamos mucho lo que han hecho porque han sido un gran campeonato. Tiene dos jugadores muy importantes arriba ... pero ningún Eleder", acepta entre risas.

Ahora llega la evaluación nacional en la Copa de Campeones. A la UD Las Palmas le ha tocado en suerte lidiar con el Sporting de Gijón, en el primer cruce de cuartos de final. "Jugué contra ellos en la pretemporada. Pero tengo entendido que no tienen que ver con el equipo al que vamos a encontrar ahora. Comprobamos que tienen un estilo de fútbol distinto al que se practica en las islas. Pronostico que va a ser una eliminatoria muy bonita, que espero caiga de nuestro lado".

Desde ya el nuevo Eleder y sus compañeros están en la cuenta atrás. A él le conocen en su tierra, ahora toca exportar su fútbol cargado de delicias técnicas.

  • Publicidad