Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad

Un golazo con psicología inversa

Alvaro Arencibia explica los detalles de su primer tanto en Segunda B, la participación en él de su compañero Fuli y la vida que otorga a Las Palmas Atlético

  • PROTAGONISTAS
  • 02/04/2018 - 12:23

M.B.

El gol de Alvaro Arencibia para abrir la victoria ante el CD Badajoz fue la primera alegría de otro fin de semana duro para la UD Las Palmas y sus alrededores. No fue un tanto cualquiera: una obra de arte firmada para el jugador teldense, un canterano que desde hace un lustro está acariciando la posibilidad de dar el salto al fútbol profesional.

Era en realidad el primero de los goles de Arencibia como futbolista de Segunda B, donde ha actuado como cedido al Conquense y en dos temporadas en Las Palmas Atlético, con un total de 48 partidos disputados. Y ese gol tiene un secreto. Lo cuenta el propio Alvaro a los lectores de Tinta Amarilla:

"Fuli -compañero de Alvaro en el filial- utilizó la psicología inversa esta vez. Siempre auguraba que iba a anotar, pero en este partido me dijo: no vas a marcar. Cuando llegó la posibilidad de la falta la quise tirar", admite el teldense porque cogió el balón, sacó galones y apartó del lugar a otros aspirantes al lanzamiento. "Era capitán, estaba convencido de que iba a marcar y ... es lo que hay. Desde que salió el balón de mis botas sentí que iba muy bien dirigido".

El cuero superó la barrera del Badajoz y acabó entrando tras golpear el larguero y suelo. "Fue un golazo, la verdad. Y por eso me acordé de Fuli. Se lo dediqué y también al fisio Arturo García, que me ha ayudado mucho en mi reciente recuperación. Y, por supuesto, para la familia. Es un gol también importante para mí, que estoy en un año en el que acabo contrato y tengo mucho que resolver en lo personal".

Con ese gol Alvaro ayuda un poco más a Las Palmas Atlético en el propósito de salida de posiciones de descenso. "Seguimos trabajando para ello. No pensamos más que en el día a día. Ahora el Betis Deportivo", insiste machaconamente.

Alvaro anotó por fin en Segunda B. Y no es la primera ocasión que lo hace de falta. "El año pasado, para empatar ante el Lanzarote en casa. Y en la promoción con el Peña Sport envié una al poste. Creo que se me dan. Seguiré intentándolo para convertirme en especialista", comenta con alegría.

  • Publicidad