Publicidad

1/4 DE FINAL DE LA EUROCUP

La bestia rusa escapa del Granca

El equipo de Luis Casimiro domina el primer partido de la serie durante 38 minutos, pero cede el primer punto al Lokomotiv. El segundo asalto espera el viernes en la isla

  • CBGC CRóNICAS
  • 06/03/2018 - 18:48
Una imagen del encuentro disputado este martes en Krasnodar (LK)

B. Pérez

Lo tuvo cerca, pero le sobraron dos minutos para conseguir el primer objetivo de la eliminatoria. El Gran Canaria regresa de Krasnodar con la serie en contra, después de ceder 79-74 ante el Lokomotiv Kuban en el primer encuentro de los cuartos de final de la Eurocup.

El equipo de Luis Casimiro dominó durante 38 minutos el partido, pero en un mal final de encuentro sucumbió ante las garras del oso ruso. Si quiere seguir adelante en la competición tendrá que ganar los dos siguientes partidos: el viernes en el Gran Canaria Arena y el miércoles de la próxima semana otra vez en feudo continental.

Con el cuchillo entre los dientes

El Gran Canaria no se dejó nada en el isla, obligado a ganar uno de los partidos programados en Krasnodar. Ni siquiera la sensación de vacío de su francotirador, Marcus Eriksson, cuya baja la compensaba la también ausencia del líder anotador del Lokomotiv, Ryan Broekhoff, que se perderá la serie de cuartos de final.

Mekel, Radicevic, Rabaseda, Aguilar y Balvin salieron con el cuchillo entre los dientes, sin dejar un instante de asentamiento al Lokomotiv. A los 5 minutos de juego, ya enfurecido Sasa Obradovic, mandaba a parar el encuentro porque los visitantes se habían instalado con 12 puntos de renta (5-17). La bronca del entrenador del equipo ruso fue fenomenal. No sería la única. Su equipo sólo podía anotar tiros en tiros libres, pero no dominaba el rebote ni controlaba el tiro exterior rival. El argumento del partido se escribía en amarillo.

El Gran Canaria había abierto el encuentro con dos triples y un nivel físico muy alto. Ragland fue el autor de las dos primeras canastas en juego del Lokomotiv. Alentó la reacción de un equipo que desconocía la derrota en Europa, con un parcial 16-0 en esos partidos de las dos primeras fases.

Lokomotiv se sentía incómodo yendo detrás en el marcador. El Gran Canaria no notaba los cambios, aunque sin Balvin su poder interior descendía. La bestia rusa empezó a funcionar antes del final del primer cuarto, para colocarse a un punto de desventaja (26-27) y disfrutar de un par de balones para ponerse por delante.

Sin embargo, el Gran Canaria seguía a lo suyo. Con la dupla Mekel-Radicevic el equipo de Casimiro volvía a tomar las iniciativas, con nueva escapada en el marcador. La dureza defensiva del equipo canario no cesaba y le permitía que rival siguiera combinando buenas y malas decisiones en ataque. Habían superado el primer mal momento de la tarde y el Gran Canaria había vuelto a tener 11 puntos en su haber (36-47) tras el sexto triple, obra de Rabaseda.

Defensa rusa con ‘palos'

El showman Obradovic no podía aguantarse. Los dos primeros cuartos de la eliminatoria habían caído del lado canario y no parecía tener Lokomotiv la sensación de ser el de otros encuentros. El técnico reclamó más intensidad a sus jugadores en el segundo tiempo, yendo al límite del reglamento para frenar la escalada rival. Y en algunas acciones defensivas, Lokomotiv acudió a la brutalidad con cierta ceguera arbitral para señalar con contundencia las infracciones.

La jugada anecdótica del partido desfavoreció al Lokomotiv. Porque un mate de Elegar lo repelió la red y devolviendo el balón al campo. Del 53-55 se pasó a un 51-58 porque Rabaseda respondió de inmediato con un triple preciso.

Aún así, la intensidad de los rusos le dio fruto y en el último minuto del tercer cuarto Lokomotiv dio caza al Gran Canaria en el marcador (59-59) en un tramo de sequía ofensiva de los amarillos que quebró con un triple in extremis de Aguilar (59-62) para cerrar el parcial, con el tiempo agotado.

Todo estaba por decidir. El Gran Canaria sorprendió en el último cuarto a su rival con dos bases. Mekel y Oliver hacían largos los ataques amarillos. Y obligaban a la vez a Lokomotiv a manifestarse en defensa con más movimientos y menos uso del contacto.

Las canastas se volvieron muy caras en el último cuarto. El Gran Canaria volvió a herir con triples de Aguilar, Oliver y Brussino, volviendo a meter un nuevo hueco en el marcador (63-70) a 4 minutos del final.

Pero llegó el momento del bloqueo del Gran Canaria. Un parcial 10-0, con una falta intencionada de Mekel y varios errores en lanzamientos, colocó por primera vez al Lokomotiv por delante en el partido (73-70). Collins fue fundamental en esas acciones y un triple de Ragland el que volteó el color del marcador, a 1.30 para el final.

Fue el principio del fin. Un triple de Brussino volvió a empatar el partido (73-73), pero las jugadas finales fueron para los rusos, alentados por su público y respaldados por su fuerte defensa y el acierto de su mejor hombre, Kulagin.

Alineaciones:

Lokomotiv Kuban: Lacey (0), Khovstov (0), Kulagin (20), Collins (17), Qvale (12) -quinteto inicial-, Ragland (10), Baburin (3), Leshin (-), Ilnitskiy (1), Elegar (7), Babb (9) y Nelybov (0).

Gran Canaria: Mekel (10), Radicevic (11), Rabaseda (11), Aguilar (6), Balvin (7) -inicial-, Oliver (4), Brussino (5), Seeley (8), Báez (6), Pasecniks (4) y Fischer (2)

Parciales cada diez minutos: 24-27, 39-47, primer tiempo, 59-62 y 79-74, final.

Arbitros: Koromilas (Grecia), Petek (Eslovenia) y Racys (Suecia).

Primera partido de los cuartos de final de la Eurocup, en partido disputado en el Basket Hall de Krasnodar. El segundo choque se disputará en el Gran Canaria Arena el próximo viernes, 9 de marzo.