Publicidad

Recuerdos de la UD

León: el único que ganó como jugador y técnico en San Mamés

  • SABíAS QUE ...
  • 08/02/2018 - 11:57
Mamé León y el cuadro de su célebre regate a Iríbar, en San Mamés (C. Torres)

Manuel Borrego

José Manuel León Talavera goza de un hecho singular en la UD Las Palmas: De las cuatro victorias oficiales logradas en San Mamés, como visitante del Athletic, él ha participado en tres.

Dos triunfos como jugador:

24 de marzo de 1968: Athletic, 0-Las Palmas, 1 (gol de Gilberto I)

5 de septiembre de 1971: Athletic, 1-Las Palmas, 2 (goles de Gilberto I y Páez)

Un triunfo como entrenador:

23 de noviembre de 1980: Athletic, 1-Las Palmas, 3 (goles de Páez y dos de Pepe Juan)

"Ganar al Athletic siempre es muy complicado en los dos estadios", reconoce a los lectores de Tinta Amarilla. "He tenido esa fortuna. Era un partido siempre especial. El día del gol de Páez en su debut, a Iríbar, también le di el pase que él luego aprovechó para marcar".

Un once canario y su anécdota

Narra una anécdota más de aquel resultado extraordinario de 1981, con él en el banquillo frente a Iñaki Sáez y los rojiblancos vascos: "Le dije a los jugadores. Once leones podemos ganar aquí. Los jugadores estuvieron muy metidos en el encuentro. Y al final fuimos trece leones canarios, porque en los cambios también jugadores canarios. Trece leones ... y yo".

Ahora, desde su retiro, espera León que Las Palmas sea capaz de reaccionar en el campeonato. "Lo primero es la salvación. Hay que evitar el descenso como sea. Pero para mí es un dolor ver al equipo con pocos canarios". Su apreciación es lógica, al ser el primer entrenador de Las Palmas Atlético y al fomentar la promoción de jugadores de cantera en el primer equipo. "Esta crisis de resultados se está llevando muchas cosas; pero, insisto: hay que evitar el descenso".

Mamé es un gran admirador también del Athletic, conservando muchas amistades entre jugadores del club rojiblanco de su época. Le agrada que el club vizcaíno sepa proteger todos sus valores sentimentales. "Incluso el arco de la Tribuna de Garay lo han llevado a Lezama, para conservarlo como recuerdo del antiguo campo. Aquel arco metálico sirvió para reforzar las nueva grada que se construía. Le daba una imagen singular a San Mamés. El Athletic la construyó después de vender a Jesús Garay al FC Barcelona, en los años sesenta".