Publicidad

Paco Jémez

"Siempre digo que las cosas pueden ir a peor; o a mejor"

El técnico asume la responsabilidad de lo ocurrido en Montilivi porque decidió cambios en el sistema para "el que no estábamos preparados"

  • DECLARACIONES
  • 13/01/2018 - 11:36
Paco Jémez (La Liga)

B.P.

"Es vestuario es hoy un velatorio", confesó Paco Jémez que se echó encima toda la responsabilidad de lo que acontecido en el 6-0 de Montilivi. "El que se ha equivocado hoy gravemente he sido yo. Les he pedido algo que no estábamos preparados para hacerlo".

Jémez apenas habló de lo ocurrió en el partido aunque dijo que se refirió "al sistema que hemos utilizado", similar al del Girona, que el equipo no han podido asimilar de un día para otro.

El técnico pidió disculpas ante los aficionados. Y dibujó la escena del interior de Montilivi. "Los jugadores están llorando de impotencia. Me gustaría estar con ellos y no en este momento en rueda de prensa. Estoy aquí porque me obligan", advirtió. "El Girona no nos falta el respeto, por meternos seis. Le doy la enhorabuena al rival, pero nosotros debemos preocuparnos de nosotros mismos. No nos hace gracia la situación actual".

"Nos costará dormir esta noche", dijo el equipo. "Ellos están mal, pero yo estoy peor. Todo es culpa mía. Los jugadores han hecho lo que yo les he dicho, compitiendo al máximo. Claro que tenemos muchas cosas que mejorar. Pero necesitamos el tiempo, pero el tiempo nos ahoga".

"En estos momentos tenemos lo que tenemos. Puedo entender que la plantilla es muy mejorable, siempre que vengan futbolistas mejores que los que tenemos. Y también puede haber un entrenador mejor que yo (...) Seguimos estando donde estamos, pero el club debe hacer todo lo que está en su mano para sacar al equipo de esta situación. Hará todo lo que esté en su mano para sacar esta situación".

Volvió a insistir en que "trabajaremos, con el tiempo iremos mejor. Esa sensación de que pones la rodilla en el suelo al primer golpe sólo se podrá mejorar con los resultados".

"Siempre digo que las cosas pueden ir a peor, pero también a mejor. Teníamos muchas ganas hoy en el partido, pero se ha dado todo lo contrario de lo que esperábamos. Ahora estamos peor que la pasada semana. Sabía cómo estaba el equipo al llegar", comentaría el técnico.

"La situación es la que es y sólo se soluciona si competimos. Tenemos mucho margen para mejorar. Pero a veces el fútbol es tan ingrato y cabrón que te lleva a situaciones que no te podías imaginar. Esa situación no va a cambiar hasta que nosotros no hagamos porque cambie", recalcó.