Publicidad

La previa

Ensayo en la otra cara del planeta

  • CRóNICAS
  • 08/01/2018 - 19:57
Alineaciones probables del Valencia Las Palmas

Manuel Borrego

No tiene solución de continuidad el mes de enero. Sin haber aún digerido los dos golpes finales de la pasada semana, la UD Las Palmas tiene que poner buena cara al mal tiempo. Este martes agota su primera ráfaga con la visita al Valencia, en un escenario que ahora está en la otra cara del planeta. Allí se vive un ambiente de euforia con el equipo de Marcelino García Toral, aspirante a cualquier gran objetivo en la Liga y, por supuesto, en la propia Copa del Rey.

Hace justo un año ambos equipos se medían en situaciones adversas. Era Las Palmas la que soñaba con Europa por su buena marcha en la Liga y el Valencia el que, metido en la ruleta de cambios de entrenadores, tenía sus incógnitas incluso de cara a mantenerse en la Primera División. Entonces fue el equipo ché el que saldó a su favor el segundo asalto copero en el Estadio de Gran Canaria llevándose la eliminatoria.

El destino ha querido que, de alguna manera, los papeles se intercambiaran y el segundo partido de la ronda esté abierto aunque con aire ligero a favor local para el envite final.

Lo mejor que se puede decir de la Unión Deportiva en esta breve etapa de Paco Jémez es que estuvo a la par con el Valencia durante muchos minutos. Y el punto negro de los dos encuentros que preceden a la vuelta copera es que durante las segundas partes apareció parcialmente el equipo de los tormentos, el que encaja goles y ha puesto patas arriba un proyecto que se tambalea de verdad en la Primera División.

No se puede desdeñar la Copa, porque un éxito en ella es alimento moral para el grupo. Y con esa mentalidad, sin "nada que perder" -lo ha dicho el propio Jémez-, Las Palmas vuelve a probarse ahora como visitante en la etapa de su actual entrenador.

Es un banco de pruebas también para ver a los amarillos jugar a la contra porque en Valencia y con un rival tan entero tendrá como mostrarse como tal. Puede ser el momento de ver evolucionar de nuevo a Halilovic, al esperado Jairo o a Hernán Toledo como más avanzados. Y como todo es incógnita, no sería extraño también que Jémez optara por dar descanso a los dos jugadores más incisivos del equipo (Viera y Calleri) porque, aunque no lo quiera reconocer, Girona es el lugar donde puede empezar un sueño o prolongarse esta pesadilla.