Publicidad

El cierre de la vieja guardia del último ascenso

  • ENTRE BASTIDORES
  • 03/01/2018 - 15:39
(Foto: C. Torres)

M.B.

La UD Las Palmas está sumida en algo más que una crisis de resultados o el momento que pretende ser transitorio para salir la zona peligrosa de la clasificación. Tiempo y puntos hay para la reacción del equipo mientras su proyecto deportivo va transformándose a la par que se producen los acontecimientos.

Aún no se ha ejecutado con plenitud la maniobra de relevos en la plantilla actual, porque queda mucho tiempo que recorrer hasta el final del mercado invernal. Pero lo que ya es evidente es que la denominada vieja guardia del último ascenso, los jugadores con jerarquía en el vestuario de aquel equipo, han venido dando pasos hacia un costado llegándose con Paco Jémez posiblemente hasta las últimas consecuencias.

La decisión comunicada esta semana de no contar con Aythami Artiles subraya ese cambio de testigo, ahora con batuta e ideario del nuevo entrenador. Los hombres que tenían voz alta en el vestuario hasta el éxito de 2015 no están ya o tienen poca presencia en las formaciones del conjunto de Primera División grancanario.

La imagen que rescatamos de aquel 21 de junio de 2015 es ilustrativa. Es la celebración del ascenso a Primera de los jugadores con galones. De izquierda a derecha, el argentino Culio decidió cambiar de aires apenas conocer las primeras pautas de la era Setién. Nauzet Alemán tardaría año y medio más en abandonar la entidad, ya sin el protagonismo de antaño, hasta colgar las botas en víspera de la reciente Noche Vieja. El tercero es Aythami Artiles, que ahora entra en negociaciones con el club para decidir su futuro ya ajeno a la UD Las Palmas, en teoría. Le sigue Momo Figueroa, aún en plantilla y siempre combativo pidiendo paso. El penúltimo es Juan Carlos Valerón, que cerró su brillante carrera profesional al ser una de las condiciones de la primera renovación del técnico cántabro, según desveló días atrás el director deportivo de la UD Las Palmas. Y, por último, David García ... el capitán que quiere ser futbolista récord en la historia del club aunque aún no sabe si esa conquista llegará a estar a su alcance, a pesar de lo poco que queda para la línea de meta.

Todo ese viento del ascenso ha pasado y está pasando. Llegan aires distintos, cambios que pretende Jémez llevar hasta "los hábitos no correctos" que, según él, posee la plantilla. Todo ello con el visto bueno del consejo de administración, que no quiere perder en realidad su tesoro más valioso: la categoría.

Sólo al final de la Liga sabremos qué quedará de aquel equipo que logró subir a Primera y de las secuelas de estas decisiones.