Publicidad

Remy: Goleador de récord

El galo se convirtió este domingo en el jugador que más rápido ha anotado sus dos primeros goles siendo debutante y en Primera de la UD Las Palmas

  • ENTRE BASTIDORES
  • 18/09/2017 - 16:09

Manuel Borrego

Loic Remy ha caído de pie en la UD Las Palmas. En apenas dos actuaciones parciales ha logrado sendos goles en sus dos primeras intervenciones de amarillo. Y este hecho le ha convertido en un goleador de récord en la historia del club grancanario en Primera División.

Porque ningún jugador debutante con la UD y en Primera (ambas condiciones juntas) había marcado en menos tiempo dos tantos. Remy lo ha hecho en 52 minutos, que corresponden a los 26 de La Rosaleda y de nuevo 26 en el Gran Canaria. Dos disparos, dos dianas. Y ambos goles firmados con un pase de Dani Castellano en el costado izquierdo. De momento, el zurdo el zurdo gemelo es el mejor asistente de esta temporada en el equipo, gracias a los dos disparos ganadores de Remy.

En total han sido 22 los jugadores que desde 1951 debutaron y en Primera (ambas condiciones unidas, insistimos) en la UD Las Palmas. El mejor registro lo tenía desde el 14 de octubre de 1951 Manolo Torres Díaz, firmado en el año del estreno amarillo en la máxima categoría. Marcó 2 tantos en 70 minutos, en el mismo partido eso sí, frente al Atlético Tetuán (4-1).

El segundo mejor dato correspondía a Marko Livaja, porque el día de su presentación oficial en Mestalla el croata marcó 2 de los cuatros goles amarillos (2-4) la pasada temporada. Esos dos tantos llegaron en 87 minutos.

Pero habría que remontarse hasta la temporada 1971-72 para comprobar que Pepe Juan Suárez hacía su puesta en escena con los profesionales con dos tantos en sus dos primeras actuaciones: frente al Burgos (4-1) y ante el Atlético en Madrid (2-1). Marcó sus dos dianas en 91 minutos.

Tras Pepe Juan, Prince Boateng: 2 goles en sus primeros 110 minutos de juego.

El paraguayo Parodi tiene el mejor registro de salida en cuanto a cantidad de goles en Primera y tras el debut: tres goles en 157 minutos. 1 tanto al Real Oviedad en el Tartiere y dos al Sporting en el Insular, en la temporada 1958-59.

A Francisco Javier Verona, en cambio, le corresponde el gol más rápido de un debutante en Primera: tardó 4 minutos en abrir la portería del Real Mallorca, en partido del 10 de enero de 1988.

El Predator Remy ha llegado con fuerza al proyecto grancanario. De momento, además, puede presumir también de su alta efectividad como pieza de banquillo. Un arma muy a tener en cuenta por los rivales con estos avales.