Publicidad

Araujo cuesta menos a la UD que diez fichajes preconcursales

Turu (3,6), Schurrer (3,6), Neira (3,1), Haber (2,9) o Bjeliça (2,7) son ejemplos opuestos al modelo de gestión actual, que apuesta por un jugador tras comprobar de lleno su enorme potencial

  • ENTRE BASTIDORES
  • 26/06/2015 - 09:47

M.B.

La adquisición al Boca Juniors de Sergio Araujo (sobre 2,5 millones) y la obligada al Granada por contrato de Alfredo Ortuño (1), a raíz del ascenso de la UD Las Palmas, es una demostración más de que corren otros tiempos en el representativo grancanario, una nueva manera de interpretar su gestión de forma austera pero igual de eficaz. Esas son las ejecuciones de compra a posteriori, realizadas tras el sexto salto a la Primera División, valen como ejemplo diferenciador de lo que ocurrió en el mismo logro de 2.000. Entonces, hace 15 años, se calculó en 6.000 millones de las antiguas pesetas lo que el club había invertido por anticipado para alcanzar el ascenso en aquel célebre partido ya frente al Elche. En realidad, no se hizo pública con exactitud la cifra real de todas las operaciones del cuatrienio, que acabarían devoradas por el proceso concursal de la entidad. Pero esos 36 millones de euros se situaban a mitad de camino de la deuda total que llevó al club al Juzgado de lo Mercantil en 2004.

La UD Las Palmas anunció este viernes que cubrió el 80% de los derechos federativos del jugador, que será amarillo hasta 2020 (cinco temporadas). Visto desde la distancia, la operación Araujo produce vértigo en comparación a operaciones de compra que se realizaron en aquella etapa preconcursal, antes y después del ascenso. El goleador xeneize, que se ha convertido en el máximo realizador histórico del club grancanario en una temporada en la Liga Profesional, le cuesta a la UD Las Palmas en 2015 lo mismo o menos dinero que una decena de jugadores adquirido en aquel ciclo. Ejemplos: el argentino Turu Flores (3,6 millones), el croata Nenad Bjeliça (2,7 en 1997), el alemán Marco Haber (2,9 en 1997), Josico Moreno (2,4 y Walter Pico en 1998), el también argentino Hernán Franco (2,5 en 1998), el chileno Manuel Neira (3,1 en 1998), el islandés Toddi Gudjonsson (2,5 en 2000), el argentino Gabriel Schurrer (3,6 en 2000 con obligación de pago por permanencia en Primera) o el dúo de olímpicos brasileños Alvaro y Baiano (6 millones en 2000).

Son solo unos ejemplos, con cifras hechas públicas en su momento por el ex presidente Manuel García Navarro, apenas unos meses antes de que la entidad pisara por primera vez los juzgados de Reyes Católicos. El valor de Araujo actual, sin embargo, no tiene un cálculo definido y por ello la UD Las Palmas ejecuta su compra, tras asegurarse con absoluta certeza de que el jugador procedente de Boca era una apuesta firme. Esta misma semana, el presidente Miguel Ángel Ramírez descubrió que la cifra que había llegado hasta Gran Canaria por hacerse con los servicios del xeneize era de 10 millones de euros, declinada por supuesto. Pero es que el potencial futbolístico de Araujo está ahora por descubrir, cuando pueda aparecer en la Primera División con la elástica que le ha cambiado la vida. Un goleador con su edad, si es capaz de ratificar las bondades balompédicas que exhibió en 2014-15, no tiene techo conocido.

Caso aparte es el de Alfredo Ortuño, que a la postre ha colaborado con la conquista del ascenso con sus tantos y asistencia. La obligación de compra fue pactada en su día con el Granada, pero el club le buscará una salida al no contar en los planes del cuerpo técnico para la temporada venidera. Su coste lo compensa la llegada del club a una categoría donde se incrementan la captación económica.

Todos aquellos fichajes de la etapa preconcursal fueron liberados en amplio número tras el descenso de 2002. El consejo de administración de entonces, con el espíritu rotatorio en cuanto a la presidencia se refiere, recuperó parcialmente la inversión en el caso del Turu Flores (6 millones al Deportivo, con el acompañamiento de Manuel Pablo como complemento de venta). Fue una excepción, así como la venta del canterano Guayre al Villarreal (6 millones de euros), pagando la cláusula rescisoria. Nada que ver ésto con lo que ocurre en el ciclo vigente de Miguel Ángel Ramírez. Otros datos complementarios se refieren a las ventas realizadas por la UD Las Palmas, que ha superado la cifra de 14 millones de euros desde que el actual consejo de administración tomó el mando. Los 2,5 millones de Araujo están por detrás de los 3 millones de Salomón Rondón (2010) o Vitolo (2013), los 2,8 de Adrián Colunga (2008) o los 2,5 de Viera (2012).

Los tiempos han cambiado y las cifras cuentan todo lo demás.

Noticias relacionadas

  • Sergio Araujo, por la puerta grande

    • ENTRE BASTIDORES
    • 22/06/2015 - 11:17

    Los 25 goles del argentino se convierten en la nueva referencia realizadora de UD Las Palmas en la Liga Profesional mientras iguala el registro dejado por Eloy Jiménez en el salto amarillo a Segunda A, en 1996