Publicidad
Publicidad

Javi, el trasatlántico de la Liga

El gemelo grancanario es, junto a Dorca, el único jugador de la Liga Profesional que ha cubierto 43 partidos completos de Liga en la temporada. Y exhibe un dato que ilustra su alta calidad defensiva: solo cometió 25 faltas en los 3870 minutos que participó

  • CENTRAL DE DATOS
  • 25/06/2015 - 09:03

Manuel Borrego

Nos tiene mal acostumbrados Javi Castellano. Su perenne regularidad y constancia es ya un clásico en esta etapa de la UD Las Palmas. Sin embargo, sus datos son realmente impresionantes, difícil de repetir en cualquier club con altos vuelos como el que presenta el representativo grancanario de las últimas temporadas. El gemelo es uno de los grandes nombres de este sexto ascenso de la Unión Deportiva. Lo es por su presencia y personalidad en el equipo y porque a título individual también deja pisadas de máxima representación en algunas de las principales estadísticas de la campaña.

Los 3870 minutos en juego que ha disputado Javi Castellano -lectura de 43 partidos completos de un total de 46- es cosa que solo han podido firmar dos jugadores dentro de la Liga Profesional española: El zaragocista Dorca y él, con el dato añadido de tratarse de dos centrocampistas con espíritu combativo en los terrenos de juego.

Javi, además, añadió esta temporada un registro que mejora sus propias notas en ediciones anteriores. Jugó 35 partidos consecutivos hasta que las cinco únicas tarjetas amarillas que recibió en la campaña le llevaron a hacer grada frente al Sabadell en la jornada 36. Los tres encuentros en que su nombre no apareció en las alineaciones titulares de Paco Herrera corresponden a las últimas jornadas: 36 (por la mencionada sanción), 37 (por molestias, frente a Leganés) y 42 (por decisión técnico, contra el Alavés, para reservarla de cara a la promoción). La segunda lesión de la campaña la sufrió en el último encuentro, frente al Zaragoza, por ello no pudo estar de celebraciones al ser operado en una fractura en la muñeca.

Pero, sin duda, existe otro dato que ilustra la calidad de juego silencioso que realiza el gemelo. Porque siendo un hombre con voluntad de colaboración defensiva, en esos 43 partidos completos solo contabilizó 25 faltas cometidas. En cambio, fue él quien recibió 49 de los jugadores rivales. Javi defiende o colabora en asuntos defensivos por colocación, por sentido de anticipación o con el arma de la velocidad. Su fútbol es limpio, leal a las normas de juego en una Segunda División que no destaca precisamente por poseer jugadores de su altísima calidad defensiva.

Ese registro explica quién es Javi y por qué está siendo uno de los jugadores fundamentales del proyecto, al que pudo desligarse la pasada temporada y, sin embargo, junto a su hermano Dani apostó por él. Lo hará la próxima temporada en Primera División, categoría en la que todavía puede añadir la única casilla que está vacía en su expediente personal: marcar un gol. Ese día habrá fiesta en el vestuario de la UD Las Palmas.