Publicidad

Los merengues de Gran Canaria

La directiva del Tristany, club original, cambió la denominación de la entidad en 2014; de ahí que UD Las Palmas proceda a realizar el homenaje de su centenario

  • NOTICIAS
  • 11/07/2013 - 13:42

M.B.

Recordaba este miércoles Patricio Viñayo, director de gestión de la UD Las Palmas, que se considera junio de 2014 la fecha del centenario de la fundación del Club Deportivo Gran Canaria, el equipo blanquillo, el merengue de la isla que fue promotor de la fusión de cinco clubes en 1949 para la creación del actual representativo. En aquella fecha de 1914, por decisión de su junta directiva, el club Tristany había optado por el cambio de denominación después de un par de décadas en activo en las competiciones balompédicas de la capital.

El centenario de ese punto de partida se homenajeará en la campaña 2013-14 con la elección del blanco como segunda equipación de la plantilla que dirigirá Sergio Lobera. De esta forma, la UD prolonga una campaña más sus gestos emocionales con el Marino, RC Victoria, Atlético Club y Arenas, los célebres firmantes del 22 de agosto de 1949.

El Gran Canaria fue uno de los nobles conjuntos de la capital y decidido impulsor del equipo único. Desde el primer momento, quizá porque su estructura económica estaba debilitada y porque comprendió el nuevo horizonte que se abría en el futuro, tomó parte activa en la fusión, donando patrimonio e, incluso, la colección de trofeos conquistados con anterioridad a la creación de UD Las Palmas. En una primera etapa, el Gran Canaria dio el paso con el Arenas, más tarde ratificado por el resto de equipos, pero no sin abundante resistencia de RC Victoria y CD Marino, que eran los colosos del momento.

Dos de sus directivos formaron parte de la primera junta de la UD Las Palmas (el tesorero José Jiménez Sánchez fue su hombre más destacado), además de incluir a dos futbolistas en la primera plantilla del nuevo equipo: Antonio Jorge y Juan Santana Macías, este último fallecido la pasada semana en la capital grancanaria y considerado como el primer jugador inscrito por la UD Las Palmas en 1949.

"Elegimos toda la equipación blanca aunque sabemos que en varias etapas tuvo el Gran Canaria el calzón negro", añade Viñayo. La empresa Hummel, en su diseño, añade en el segundo uniforme de 2013 algunos detalles en azul y en amarillo.

Una gran imagen de un partido de los años veinte entre el Gran Canaria (todo blanco, medias negras) y el Real Club Victoria, en uno de los campos de la ciudad cerca del Puerto, antes de la creación del Estadio de Las Palmas (Archivo RC Victoria)

  • Publicidad