Publicidad

Carlos Gutiérrez, voz de mando en retaguardia

El central es el segundo jugador de filiales confirmado para seguir su carrera profesional a las órdenes de Sergio Lobera

  • PROTAGONISTAS
  • 19/06/2013 - 14:34

M.B.

Los técnicos de la UD Las Palmas entienden que lo mejor de Carlos Gutiérrez González (nacido en Las Palmas de Gran Canaria el 4 de noviembre de 1991) aún está por venir. Fue la pasada temporada un fichaje de jerarquía cuando, tras su paso por el Laguna, el departamento de captación y formación vio en él un jugador de mando y carácter, un futuro líder aún por limar aristas. El defensa central ha sido una de las sensaciones del filial Las Palmas Atlético, acoplándose con prontitud al eje defensivo del equipo filial con el también tinerfeño Jesús Valentín, otro de los jugadores que realizará la pretemporada a las órdenes de Sergio Lobera.

La contribución de Carlos en el ascenso a Segunda B fue determinante porque la entereza defensiva de Las Palmas Atlético en el curso vigente se convertiría en una de las notas que caracterizaron al equipo campeón del grupo canario, que vuelve a la categoría de bronce con todos los honores. Él resultó pieza angular del proyecto. Y le ha quedado por demostrar esta temporada que es un defensa con gol en las acciones de estrategia; puesto que suma un tanto en el vigente ejercicio, a la salida de un corner.

Carlos vino a la Unión Deportiva porque estaba convencido de que no existen puertas entre el estadio Anexo y el Gran Canaria. En un año de amarillo no sólo confirmó los informes sobre sus condiciones deportivas, sino que incrementó todos los conceptos que sobre él se tenían. Ha destacado porque domina todas las facetas del fútbol defensivo: posición, juego aéreo y a ras de suelo, rigor en el marcaje e, incluso, velocidad para los cruces. Y aún ha de mejorar aunque quizá lo que más se subraya es su determinación, una personalidad que es capaz de llevar a escena para coordinar a todos los efectivos a la hora de defender. Sobre él se han realizado informes de ojeadores de equipos de Primera División que siguieron en algún momento a Las Palmas Atlético, que sin duda van a incentivar el seguimiento si Carlos es capaz de mantener la progresión prevista dentro del fútbol profesional.

A la derecha, una imagen oportuna; Tonono Rodríguez con Carlos cuando militaba en el Laguna. Se acercaba su venida a la UD Las Palmas (Archivo C.G.)

Carlos es criado en el fútbol tinerfeño, con paso no apreciado por el CD Tenerife y desestimación posterior a una oferta blanquiazul ante la llamada del equipo de cantera amarillo. Representa el legado de excelentes defensas centrales tinerfeños que defendieron el escudo de la UD Las Palmas en etapas anteriores (Felipe Martín, Julio Durán, Juanito Rodríguez o Toni), aunque siempre él confesó no poseer nociones de sus antecesores.

En la segunda vuelta de la Liga recién finalizada se convirtió en el único jugador de campo del filial que realizaba los entrenamientos de temporada con el plantel profesional. E, incluso, llegó a entrar en una convocatoria de Sergio Lobera para el viaje a Sabadell, aunque finalmente no estuvo en el banquillo de la jornada 31. Acariciaba esta posibilidad que ahora le podrá llegar de lleno en la temporada que acaba en el mágico 2014.

Carlos será jugador de la UD Las Palmas a la vez que intenta cerrar la carrera de Enfermería en la capital grancanaria. Y quizá el tiempo le pueda permitir cubrir el espacio que deje uno de sus centrales admirados: Jeison Murillo.

Jesús Valentín y Carlos Gutiérrez, los dos centrales del fútbol tinerfeño, triunfadores en Las Palmas Atlético (C. Torres)

  • Publicidad