Publicidad
  • Publicidad

Fallece el legendario presidente de honor del CN Metropole, José Feo Perdomo

Fue socio fundador de la entidad en 1934 y ostentaba el carnet número uno del club

  • MáS
  • 15/06/2012 - 14:47

El deporte grancanario está de luto porque este viernes ha fallecido José Feo Perdomo, legendario presidente de honor del Club Natación Metropole. Con él se pierde a una emblemática figura de la sociedad y del deporte de Canarias, destacando por su contrastada capacidad de trabajo y su ilimitado amor al deporte. Feo Perdomo fue fundador del Club Natación Metropole en 1934 junto con un grupo de amigos, entre los que destacaban a Julio Navarro Jaimez, actuó como nadador y secretario de la entidad desde su periodo fundacional. A principios de la década de los cuarenta ejerció como delegado-entrenador del primer equipo canario que se proclamó campeón de España de natación.

EL MANDATO MÁS PROLONGADO

José Feo Perdomo ostentaba el carnet número1 del club decano de la natación canaria y hasta la fecha ha sido el único presidente de honor de la institución. Como décimo presidente del club, protagonizó el mandato más prolongado en la larga historia de la entidad, entre 1968 y 1986.

Durante su presidencia se inició la construcción de la mayor parte de las céntrica sede metropolista y también se llevaron a cabo diversas mejoras en las secciones de la entidad. Hemos de destacar que, en uno de los agradecimientos realizados por los socios, la piscina principal de las instalaciones lleva su nombre. No sólo promocionó las áreas de natación, sino que también trabajó arduamente por otras disciplinas deportivas como el baloncesto y el tenis.

También destacó en la sociedad grancanaria al ostentar la Alcadía de Santa Brígida entre 1967 a 1975. Como destaca el cronista del municipio satauteño, Pedro Socorro: "José Feo Perdomo, el último alcalde del franquismo, fue elegido alcalde de Santa Brígida en la tarde del 22 de septiembre de 1970, cuyo cargo juró ante el subjefe provincial del Movimiento, Antonio Suárez Cárdenes, quien asistió al viejo salón de sesiones en representación del gobernador civil de la provincia, Fernández Galar. Durante la guerra Civil obtuvo el grado de alférez provisional, acudió en 1943 al frente de Rusia como miembro de la División Azul. Su mandato de alcalde duró nueve años, concretamente hasta las primeras elecciones democráticas del tres de abril de 1979, siendo sustituido por José A. García Viera, cabeza de lista por el PSOE, ya fallecido". Por ello, Santa Brígida decreta tres días de luto por su fallecimiento.


Manuel Herrera Macario: "Era una huella a seguir"

El presidente del CN Metropole, Manuel Herrera Macario, lamentó a Tinta Amarilla la irreparable pérdida de Feo Perdomo: "Nuestro club vivió una de sus épocas doradas bajo la presidencia de don José. Fue un hombre con el que he tenido el placer de iniciarme a nivel deportivo, para seguir su huella. Era una persona dialogante y trabajadora. El club le debe muchas iniciativas, entre ellas la construcción de la piscina del fondo, la que lleva el nombre de Quique Martínez. Fue un gran acierto, así como el fomentar distintas modalidades que potenciaron la capacidad competitiva de nuestro club y la oferta a los socios".

Revive Herrera el "esplendor del Metropole con Feo Perdomo. En su etapa ganamos muchos campeonatos de España y exportamos nadadores a la selección. No es extraña su larga etapa como presidente, porque era una persona adorada por todos los socios. Me siento discípulo suyo pues presidir a un club como el nuestro es una gran responsabilidad que requiere unos dotes de sacrificio y humanidad que él sabía ofrecer. Su etapa fue, sin duda, un revulsivo. Lamentamos mucho su desaparición".


Arturo Lang-Lenton: "El mismo día de mi retirada me hizo directivo"

El nadador de referencia de la era de José Feo Perdomo, con el aval del curriculum en mano, fue Arturo Lang-Lenton. "Fui olímpico en México y Munich bajo la presidencia de Pepe Feo. Era una persona que ayudaba constantemente al nadador. Pero no solamente a mí, sino a todos mis compañeros. Les escuchaba y siempre encontraba un esfuerzo por parte del club para resolver cualquier problema. Nos hacía falta su respaldo para poder entrenar y mantenernos en la alta competición".

Arturo (en la imagen de la derecha junto a su hermano Miguel, otrora también referencia metropolista) admite que "le tocó vivir días de gloria de nuestro club y de la natación canaria. Mi sintonía con él era absoluta. El mismo día de mi retirada me hizo directivo del Metropole. Y un año después me nombró vicepresidente, porque él quería que yo fuera su sucesor. Fue un gran honor que hemos de agradecer. Tengo mucho que agradecer a una persona como José Feo porque su apoyo, y el de los directivos que estaban a su lado, resultó fundamental en aquella etapa tan brillante de nuestra natación. Él se va pero queda en un puesto de honor dentro de nuestro deporte".

Arturo Lang-Lenton fue presidente del Metropole desde 1986 (relevando a José Feo) hasta 1998.

Galería relacionada

  • Publicidad