Publicidad

Sheriff, guerrero sioux y presidente del CN Aguacán

Davide Ledda se levanta temprano para cumplir con sus obligaciones profesionales en el espectáculo de Cañón del Águila. Allí lanza al día ochenta y cuatro cuchillos a su esposa, Lidia, que le asiste en el escenario del Lejano Oeste

  • GENTE CON DUENDE
  • 15/06/2011 - 22:21

Davide Ledda disfruta de una doble vida insólita en el reparto de papeles del deporte grancanario. Por mañana enfunda su 'colt' y muestra placa de sheriff para dar la bienvenida a los forasteros que acuden al Cañón del Águila. A las doce del mediodía ya está en el escenario luciendo pinturas de guerra sioux y lanzando cuchillos en dirección a la bella Lidia Alemán, una grancanaria que, amén de ejercer como adorable esposa en la vida real, es la asistente del 'showtime' tabernero de Sioux City. "Le lanzamos ochenta y cuatro cuchillos en cada actuación y nunca cierra los ojos", puntualiza Davide. "Lidia siempre fue muy valiente; arriesga la vida ochenta y cuatro veces al día", añade. Y, por la tarde, cuando la indumentaria del Lejano Oeste vuelve al camerino, Davide ejerce como presidente del Club Natación Aguacán de la capital grancanaria. Entonces pasa desapercibido con su pantalón vaquero y camisa de sport. Una vida apasionante la de la familia Ledda, que no tiene tregua.

Davide (Milán, 36 años) conoció a Lidia (Las Palmas de Gran Canaria, 34 años) casi por azar. La familia italiana Ledda llegó a la isla en 1981 porque el patriarca Antonio (Tom) y su esposa (Ketty) fueron contratados para el espectáculo de Sioux City. "Yo tenía cinco años y, en principio, nuestra venida fue para seis meses. Pero aún seguimos aquí", expresa orgulloso el polifacético Davide quien está en trámite de conseguir la nacionalidad española. Y siendo niño se fijó en una rubita de ojos azules que venía los fines de semana a los apartamentos de la playa. Davide y Lidia se conocieron cuando ella tenía 12 años y, un año después, ya habían formalizado un noviazgo como los de antaño: para toda la vida. "Él me tenía aquí y eso de lanzar cuchillos le gustaba. Como su familia no le dejaba porque era menor de edad, entonces comenzó a practicar ... conmigo y a escondidas", indica Lidia sin perder la sonrisa. Y así fue la manera con la que Davide hizo los primeros surcos de un futuro y de una familia. Su novia se convertía en su socio secreto mientras se acercaba el momento de la verdad cuando "empecé a trabajar de manera oficial a los 16 años de edad". La vida profesional la ha desarrollado como miembro del denominado 'The Ledda family show". Lidia es la asistente desde hace año y medio porque antes era la abuela Ledda quien ejercía esta función de riesgo, retirándose a los 70 años de edad. "Le tiraba los cuchillos a mi madre antes que a mi mujer", comenta Davide con sorna isleña. También acompaña en la función el otro indio de la casa, Dorian Ledda, un hermano que ofrece acertada puntería casi como sello genético de la saga.

CUCHILLOS DE 480 GRAMOS Y 40 CENTÍMETROS

"Estos cuchillos son de acero inoxidable", nos comenta mientras muestra el instrumental del espectáculo circense. "No están afilados porque hay que agarrarlos por la hoja para lanzar. Pero sí tienen una punta cortante, que es la que se clava en la madera. Son fabricados por la empresa Dopi, de Miller Bajo, y están diseñados especialmente para nosotros. Cada uno pesa 480 gramos y miden 40 centímetros. Cuando los lanzo viajan a una velocidad superior a los cien kilómetros por hora. Esta habilidad que tenemos mis hermanos y yo es de familia. Jamás hemos cometido un error", apunta Davide. La complejidad del ejercicio es muy alta y nada recomendable para aficionados. Davide ha de mantenerse en forma para evitar todo tipo de lesiones propias, por ejemplo, de los tenistas, puesto que su brazo ha de estar siempre en las mejores condiciones para los lanzamientos no sólo de cuchillos sino de dagas y hachas. "Mi vista es excelente. No tengo una dioptría. Eso es fundamental porque mi cerebro ha de entrenarse para todos los ejercicios combinativos que tiene nuestro espectáculo. La precisión está relacionada con la coordinación entre la mente, la vista y el brazo".

Son veinte años los que, de manera oficial, Davide ejerce en el mundo del espectáculo del Oeste. De pequeño empezó a hacer sus pinitos cuando, con cuatro años de edad, salía a la escena como sorpresa en una caja. Se mueve con soltura entre los niños de distintos colegios que este miércoles acudieron a Sioux City a pasar un día diferente. "Lanzar los cuchillos a mis amigos o a distintas personas que conozco forma parte de mi vida. Pero también actúo con el lazo y con el látigo. No obstante, tenemos una parte de nuestro show que es única a nivel mundial. Se trata de lanzar cuchillos a dos dianas en movimiento y, tras ellas, está Lidia (se denomina 'la rueda de la tortura al estilo indio'). Es el momento más peligroso de la actuación porque he de acertar el momento exacto del lanzamiento y el lugar de impacto del cuchillo. Y, sobre la marcha, cambiar el chip y hacerlo al revés: lanzar por donde ha pasado la diana para que el impacto se produzca en la madera trasera sin tocar a Lidia. Es muy difícil y este ejercicio sólo se realiza en Gran Canaria. Sioux City, hemos de recordarlo, es el espectáculo veterano de nuestro país, fundado en 1972".

EL PRESIDENTE QUE TIENE FOBIA AL AGUA

La familia Ledda Alemán llegó al mundo de la natación como le ocurre a casi todos los padres: sus hijos (Davide, 10 años, y Michael, 9) aprendieron a nadar y a competir. El activo padre Davide se metió en la piel del modesto club Aguacán y desde hace dos años es su presidente. "Paso el resto del día en la Ciudad Deportiva Gran Canaria. Nuestro club tiene cincuenta licencias y dispone de dos calles para entrenar en la pileta de cincuenta metros cubierta. Pero estamos en constante crecimiento y ahora vamos a fundar la sección Masters. Apenas con dos patrocinadores (Kalise y Sioux City, por supuesto), la supervivencia es complicada. El club se fundó en 2004 y, aunque somos pocos, estamos unidos por el bien del deporte. Sin embargo, si el club sigue creciendo a causa de la demanda, tendremos que cerrar el cupo para poder ofrecer calidad en los entrenamientos a nuestros nadadores". Las curiosidades del presidente no quedan en sus funciones profesionales: abandera un club sin dejar de reconocer que "le tengo auténtica fobia al agua. No cuenten conmigo para nadar", apunta. "No creo que encuentren en el deporte a un presidente con una profesión y unas condiciones más extrañas que las mía".

Así es la jornada del titular de una modesta entidad deportiva y del artista de Sioux City. "Esta crisis nos está afectando a todos. Incluso en nuestro sector se ha apreciado una disminución de la afluencia del público. Sioux City ya ha resistido a muchas crisis desde su fundación y la volverá a sobrepasar ésta", culmina sin ocultar la sonrisa que le acompaña de sol a sol. "El espectáculo siempre continúa".

Manuel Borrego

Vídeo relacionado

Notice: Undefined offset: 1 in /var/www/vhosts/tintaamarilla.es/httpdocs/noticia.php on line 126

Noticias relacionadas

  • Luca Papi, el extraterrestre

    Luca Papi, el extraterrestre
    • GENTE CON DUENDE
    • 14/09/2020 - 10:28

  • 40 años de un debut singular

    Benito, el canterano que nunca se rindió

    Benito, el canterano que nunca se rindió
    • GENTE CON DUENDE
    • 07/09/2020 - 08:35

    El 7 de septiembre de 1980 Benito Morales debutaba con 28 años, 2 meses y 22 días, siendo el más veterano jugador de Las Palmas Atlético en viajar a la plantilla profesional del club