Publicidad
Publicidad

Anécdotas de la final del 1978

La camiseta de Cruyff, en el museo de la familia Morete

  • SABíAS QUE ...
  • 16/04/2018 - 20:21
Omar Morete señala a Cruyff, en 2011, en el Estadio de Gran Canaria (C. Torres)

M.B.

Ahora que se acerca un año más la efemérides de la final de Copa de 1978, la del 19 de abril (3-1) ganada por el FC Barcelona ante la UD Las Palmas, merece la pena recordar algunos episodios. Uno de ellos se produjo tras el encuentro. Jugadores de la UD Las Palmas y de su rival en el partido posaron juntos con el trofeo de campeón.

Comprendían entonces los amarillos que ya había sido muy meritorio haber alcanzado la finalísima, dejando atrás a grandes rivales como el Málaga, Atlético de Madrid y el Sporting de Gijón, con una emotiva semifinal ante los asturianos. Posar con aquel gran elenco de futbolistas, liderados por Johan Cruyff, fue un honor que aún hoy se valora. Porque además más de 20.000 canarios fueron a ver si aquel equipo era capaz de lograr su última gesta en el torneo.

Carlitos Morete era hombre acostumbrado a dejar balones en las porterías rivales y llevarse como recuerdo la camiseta de la pieza rival de mayor calibre. Y a su museo familiar o personal llevó la elástica de un jugador al que admiraba, como era el genio holandés que aquella noche de miércoles en el Bernabéu fue capitán de los azulgrana.

Esa camiseta viajo hasta Buenos Aires y, pasados los años, cambió de manos: De Carlos Morete a su hijo Omar, un amarillo que por aquello del destino es también simpatizante de Ferro Carril Oeste.

Omar viajó en 2011 hasta Gran Canaria y aquí nos contó la peripecia de una camiseta que hoy tiene un valor sentimental incalculable:

No podemos aún imaginar la ovación que le aguarda el día que vuelva a mirar a los ojos a la afición grancanaria que cada vez que pronuncia su nombre añade el apellido 'gol'. Omar estará hasta el lunes en la capital reconociendo el terreno y este miércoles, tras superar las horas posteriores al cambio horario, estuvo en el Estadio de Gran Canaria conociendo la nueva instalación. Sintió mucha pena, no obstante, al pasar cerca del Insular donde el Puma fue el abanderado atacante del equipo amarillo de los años setenta.

Al ver la foto tradicional de los capitanes y el colegiado de aquel 19 de abril de 1978, Omar Morete identificó la prenda que pasó a estar bajo su custodia. "Esa camiseta me la regaló mi padre", nos comentaba señalando a Johan Cruyff. "Se la intercambió tras el partido y Johan le entregó incluso el brazalete de capitán del FC Barcelona. Mi padre me la entregó años después y la guardo como un tesoro".

Algunos jugadores ya posan con las camisetas intercambiadas, tras finalizar el partido. Incluso el capitán amarillo, Guillermo Hernández, se fotografía con los campeones (AS)