Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

"Si nos bajan el tablero, nosotras también podemos"

La organización del Open de pádel Barceló desarrolló una interesante charla-coloquio bajo el epígrafe "La mujer de hoy en el deporte profesional"

  • MáS
  • 12/09/2017 - 18:50
Fotos: C. Torres

Manuel Borrego

Se aproxima la séptima edición del Open de pádel Barceló, que tendrá como escenario el Club La Calzada una vez más. Y en el contexto de su celebración este martes se desarrolló en el Gran Canaria Arena una interesante charla-coloquio bajo el epígrafe "La mujer de hoy en el deporte profesional".

Cuatro deportistas grancanarias de élite expusieron con claridad sus vivencias profesionales. Lo hicieron la ex jugadora de tenis Magüi Serna (actualmente entrenadora), la ex triatleta Patricia Díaz Perea (fundadora del Running Girls Canarias y actualmente entrenadora), la ex baloncestista Rosi Sánchez (coordinadora de los equipos femeninos de base del Herbalife Gran Canaria) y, en clave online, la ex tenista Marta Marrero (ahora jugadora de pádel).

Les acompañaron en representación del patrocinador Ángel Esquinas (director general de Barceló Hotel Group en Canarias) y Juan Francisco Hernández (director comercial de Barceló Hotel Group en Canarias), además de Alfredo Gonçalves (gerente del Instituto Insular de Deportes de Gran Canaria). Completaron la mesa redonda los periodistas Rafael Léon (Cadena Ser) e Ignacio Sánchez Acedo (Canarias7), bajo la moderación de la televisiva Pilar Rumeu.



Las vivencias propias de las deportistas invitadas centró el argumentario de la tarde en la sala noble de la instalación de Siete Palmas. Con un momento cumbre al discurrir sobre la eterna discriminación del deporte masculino y el femenino. La intervención más ilustrativa la ofreció Rosi Sánchez, con ejemplos muy gráficos asociados al deporte de la canasta. "Nunca va a ser igual", aseveró. "porque el deporte femenino no vende, no llena pabellones".

Recordó Sánchez que "el ejemplo es la selección española femenina, que ganó un título europeo, fue portada un día y luego se olvidó". Advirtió que las medidas de las canchas son igual para ambos géneros y "aunque hay mujeres que son capaces de hacer mates, no lo harán como los hombres. Pero", indicó con intención, "si nos bajan el tablero, nosotras también podemos" dar ese espectáculo al que aludía.

Marta Marrero explicó en este apartado que un 35% del pádel es ya femenino y que "poco a poco estamos igualando en espectacularidad".

Magüi Serna reconoció de inicio que "el deporte profesional fue una experiencia muy dura", para ella. "Porque a los 13 años ya estaba fuera de casa. Salí de Gran Canaria persiguiendo un sueño. Y ahora, una vez retirada, valoro más lo que es ese mundo del deporte profesional femenino".

Para Patricia Díaz, el éxito de muchas mujeres en sus respectivas disciplinas radica en "mantener la perseverancia y promover para sí mismas metas realistas".

Rosi recordó que "llegué tarde al baloncesto, a los 15 años, porque antes yo era muy buena jugando al fútbol. Pero descubrí un deporte novedoso en el que no me ponía metas, sino trabajar a diario". Hasta que un día "me llamaron del club más importante de España, al que le dije que no. Que prefería seguir mi formación en casa, en la isla. Me dijeron entonces que quedándome no iba a ir a la selección. Sin embargo me propuse desde ese momento ese objetivo. Estuve diez años en la selección jugando con mi equipo de aquí. Y no acabé una carrera; terminé dos". Porque "me siento una guerrera, una campeona".

Marta Marrero le apoyó en esa teoría insularista. "A diferencia de otras etapas, ahora en Gran Canaria hay buenas instalaciones y magníficos entrenadores. Se puede progresar entrenando y participando desde nuestra casa".

La búsqueda de apoyo es el principal problema de las deportistas. Díaz indicó que "mis principales patrocinadores al principio fueron mis padres. Porque la mujer tiene que hacer el triple para conseguir ese apoyo".

En representación del Cabildo, Gonçalves rescató un dato: "Cuando llegamos al Instituto Insular de Deportes nos dimos cuenta de que 4 de cada 5 licencias deportivas son masculinas en Gran Canaria. Nuestra intención fue aplicar medidas correctoras para que los clubes fomenten el deporte femenino. El principal escollo está en el deporte base. Porque los clubes deben de esforzarse para que las niñas no abandonen el deporte a los 14 o 15 años, como ocurre en muchos casos por motivos que tienen otra origen que no es precisamente el deportivo. En esa labor debemos estar involucrados todos".

"Siempre iremos detrás de los hombres", sentenciaba Rosi Sánchez. Pero con debates tan reveladores como este, el camino podrá algún día tener muchos atajos.

Galería de fotos

Fotos: C. Torres