Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Manolo Márquez, detrás de la barrera

  • ENTRE BASTIDORES
  • 03/09/2017 - 12:44
El afectuoso saludo Fuli, Alvaro Arencibia y Pablo Santana a Manolo Márquez (C. Torres)

B.P.

El entrenador de la UD Las Palmas, Manuel Márquez, estuvo este domingo en el Estadio Anexo al Gran Canaria. Ese recinto lo conoce bien, porque allí se fraguó parte de su éxito como entrenador del filial.

Fue a ver al filial frente al Villanovense (2-0), un partido que estaba en su agenda antes de ser primer entrenador del equipo profesional amarillo. Márquez fue saludado con afecto por muchos habituales a la instalación auxiliar. Y con especial cariño por aquellos que fueron sus discípulos directos en el equipo del sexto ascenso a Segunda B.

El técnico estuvo acompañado por Juan Carlos Valerón y por Paquito Ortiz, en dos ubicaciones en cada una de las fases del partido de la división de bronce. En la segunda mitad, Márquez eligió un lugar detrás de la barrera, casi en solitario y ajeno a los aficionados. Allí estaba tranquilo en un recinto que llenó su graderío principal.

Miguel Angel Ramírez también presenció el choque; estuvo en la grada verde, detrás de una de las porterías. Técnicos y dirigentes pudieron disfrutar de una primera victoria de Las Palmas Atlético y comprobar que el equipo goza de buena salud en su juego y en su combatividad.

Fotos: C. Torres

 

Galería de fotos

El afectuoso saludo Fuli, Alvaro Arencibia y Pablo Santana a Manolo Márquez (C. Torres)
  • Publicidad