Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Juanpe Ramírez

"Soñé jugar con la UD en Primera"

El defensa grancanario disfruta el éxito histórico del Girona FC, con dos años más de contrato y deseos de nuevos éxitos: "Llego maduro a la máxima categoría. Ha sido un duro camino"

  • GENTE CON DUENDE
  • 06/06/2017 - 09:16
A la izquierda, Juanpe en la foto histórica del 11 del ascenso del Girona. A la derecha, con Cristian Herrera, los dos canarios del club catalán (Girona FC)

Manuel Borrego

Cuando en el verano de 2013 Juanpe Ramírez abandonó la UD Las Palmas, por decisión propia, parte de la comisión deportiva del club grancanario sintió que se marchaba un valor de mucha proyección para el futuro del equipo amarillo. No pudieron retenerle. Cuatro años después de dura batalla personal, el central del Sureste grancanario ya es jugador de Primera División. Lo hace con todos los honores, como titular indiscutible del Girona FC que este pasado domingo por fin arribó a puerto tras episodios de drama y lágrimas.

Juanpe está en la foto del once titular histórico del Girona, el día en que se convirtió en nuevo club que pisa la máxima Liga española. "Mi única promesa", reconoce a los lectores de Tinta Amarilla, "es ir con mi familia en el verano a ver a la Virgen del Pino. Quiero dedicar este ascenso a todas las personas que me han apoyado desde la distancia, animándome en los momentos difíciles. Estoy muy feliz. Han sido unos años de lucha y al fin lo he logrado".

Porque además, Juanpe llega a la Primera División con una edad espléndida, 26 años recién cumplidos. "Sí, es una edad muy buena. Quiero disfrutar muchísimo este momento. Tengo dos años más de contrato con el Girona, que apostó fuerte por mis servicios (tras pasar por el Real Valladolid). Me siento ahora mismo un jugador maduro. Estos años han sido difíciles, pero por fin ha llegado mi momento", nos dice este martes con voz tomada porque las últimas horas han sido de absoluta diversión en la capital catalana.

Nunca pensé jugar como rival de la UD en Primera

La plantilla del Girona está de festejos a falta de concluir la competición regular. Ocupa plaza de ascenso junto al Levante mientras el resto de equipos están aún en pugna por los billetes para la promoción. "Siempre soñé jugar en Primera con la UD. Nunca se sabe lo que traerá el fútbol. Ni me imaginaba que pudiera ocurrir como rival del equipo amarillo", añade el futbolista añorando ese paso de formación hasta el equipo profesional grancanario. "Me marché pensando que allí, en Las Palmas, no cabíamos todos. Fui a buscar mi sitio en el fútbol. Pasé años muy duros, pero especialmente maduré en las dos temporadas en el Racing de Santander, con problemas de impagos incluso. Eso no lo había vivido. Este tipo de cosas te hace más fuerte como deportista y como persona. Después de estos años he visto que todo ese esfuerzo ha merecido la pena, pasando por Segunda B, por varios equipos hasta llegar aquí".

El exigente sistema de tres centrales

Cada vez que el técnico Machín daba una formación titular del Girona, el nombre de Juanpe brotaba de sus labios si el grancanario estaba disponible. La idea futbolística del soriano, con un sistema de tres centrales y dos hombres laterales, era un peldaño más de exigencia para el grancanario. "No estaba acostumbrado a jugar así. Cuando llegué tuve esa incógnita inicial. Pero desde que empecé a jugar me he amoldado a este modelo. Hay que tener piernas y exige a los defensas centrales estar concentrados durante los noventa minutos de los partidos. Personalmente lo veo con un hecho evolutivo en mi juego".

Juanpe sólo dejó de ser titular por una lesión de costillas, pero "cuando regresé, mes y medio después, el entrenador confió en mí. Volví marcando un gol. Todo fue más fácil. He disfrutado de mucha confianza. ¿La Primera División?. No nos asusta. Estamos muy ilusionados. El equipo va a continuar en amplia mayoría porque al menos quince jugadores tienen contrato. Para mí es una ilusión muy grande, un reto jugar. En Primera los delanteros son más peligrosos, porque en cualquier momento rematan y hacen goles. Nos vamos a preparar bien para todo ello".

La repercusión de la Primera

Lo que sí cambiará "es la propia repercusión del equipo y de los jugadores. Pongo como ejemplo a Las Palmas. Desde que llegó a Primera sus futbolistas son más valorados y algunos hasta suenan para jugar con la selección. Es una experiencia muy bonita que voy a disfrutar con muchas ganas".

Juanpe piensa en rojo y blanco, los colores del Girona. Pero nunca cierra la puerta. "En estos años he comprendido que el fútbol es cambiante. Nunca se sabe. La puerta de Las Palmas no está cerrada para mí. Ya veremos en el tiempo. Ahora me toca disfrutar de estos días y de lo que venga con el Girona en Primera. Ese es mi reto".

El disfrute gerundense es intenso. Y tiene lógica: "Cuando llegué a mi nuevo club todo el mundo estaba muy sensibilizado con los ascensos que se escaparon en las dos últimas temporadas. Estuvimos todo el año arriba, en posiciones directas de Primera División. Pero en los últimos partidos se había creado una psicosis porque no acababan de darse los resultados. Sin embargo, el domingo, tras el partido sentimos todos una liberación. Todos, también los que hemos llegado nuevos al club. Mi pensamiento era positivo y, por fin, aquí estamos".

  • Publicidad