Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Setién-Boateng, puntos de vista diferentes

El técnico y el jugador ofrecieron argumentos antagónicos para explicar el por qué uno sigue su camino y el otro se engancha al proyecto de la UD Las Palmas

  • ENTRE BASTIDORES
  • 19/05/2017 - 10:15

B.P.

En las últimas semanas se ha vivido en el entorno de la UD Las Palmas una oleada de opiniones. Dos voces muy autorizadas han hablado también, tomando decisiones sobre sus respectivos futuros, con sentidos distintos en ambos casos.

Setién y Boateng han expresado puntos de vista diferentes sobre el proyecto de la UD Las Palmas. El entrenador se marcha renunciando a seguir unas negociaciones que le planteaban un lustro en la isla. La felicidad, el modus operandi del club y otros asuntos le llevan a otro destino. Serra Ferrer anunció este jueves que en cuestión de horas podría el Betis adelantar el nombre del nuevo entrenador.

"La vida te pone en encrucijadas difíciles de resolver en las que el corazón tira para un lado y la cabeza para otro", decía Setién en su carta de despedida de la UD Las Palmas, que realizaba por anticipado antes incluso del caos competitivo en que quedó el equipo que logra la salvación.

Dijo muchas cosas Setién desde que se pronunció sobre el ciclo acabado en Las Palmas. Habló del vestuario, de que no sentía un policía, de que ya no era feliz e, incluso, a pocas semanas de acabar la competición admitió que pensar en Europa era excesivo porque "está muy lejos".

Sus palabras no se las llevó el viento. Están en la hemeroteca virtual de la red o en los sonidos recogidos en las distintas intervenciones colectivas o a emisoras nacionales.

Boateng, en cambio, no ha visto motivos para salir de la isla tras un primer año en el que su potencial sólo ha asomado a la ventana de Primera División. Se queda y firma tres años, desoyendo otras ofertas porque "soy muy feliz", "no me falta nada", "este equipo tiene un futuro de lujo", "quiero ayudarle a crecer", "tengo una edad muy buena" y "podemos hacer grandes cosas".

El berlinés no atendió a grandes equipos, especialmente el Valencia que planteó tenerle en plantilla junto a Setién, aunque finalmente ambas opciones se desestimaron por distintos caminos.

El mundo del fútbol depara sorpresas. Incluso la posibilidad de un acercamiento reciente de Setién otra vez a la UD Las Palmas luego de haber dicho lo dicho. Todo va en cauce distinto y el curso de los acontecimientos va desvelando los pasos. Quizá la frase que podría sentenciar las últimas semanas o meses, lo que proyecta el club para 2016-17, la pronunció el propio Miguel Angel Ramírez en su intervención televisiva en MírameTV: "No quiero a una persona infeliz en nuestro proyecto". El nombre del próximo titular del banquillo, con probable perfil de debutante en Primera División española, parece ya muy próximo.

  • Publicidad