Publicidad
Publicidad

Porteros en el corazón de África

Ernesto García viaja a Malí para transmitir sus enseñanzas a un grupo de jóvenes deportistas que imitan en una aldea la metodología de Serporteros.com. Todo comenzó con la iniciativa del joven Diaby y unos vídeos en internet

  • GENTE CON DUENDE
  • 24/02/2017 - 12:12
Ernesto García, en su presentación de viernes en Casa Afríca (C. Torres)

Manuel Borrego

"Estaba a punto de abandonar. Pero un día encontré (en la red) a Ernesto García. Y entonces ... ". Diaby vive en Sabalibogou, una humilde aldea de Malí. Por sus venas corre la misma energía que Iker Casillas, que Walter Zenga, Iríbar, Carnevali o Raúl Lizoain. Y en su alma la misma vocación de enseñante que el responsable de preparación de porteros en la cadena filial de la UD Las Palmas.

Diaby estaba desesperado. Quería encontrar una inspiración para no abandonar el aprendizaje de un grupo de porteritos, compatriotas suyos, a los que trataba de mejorar. Todo ello lo encontró en el planeta global de la red. Allí estaba Serportero.com, un proyecto de Gran Canaria al mundo. Allí encontró a Ernesto García y, desde hace seis meses, trata implantar a sus aprendices de guardametas todo lo que estaba observando que se hacía en Gran Canaria y sus alrededores.

Diaby encontró la luz. Y Ernesto le ha encontrado a él. Viaja a Bamako durante seis días para allí verles de cerca y amplificar en persona las instrucciones que les ha recomendado a través de teléfono o por correspondencia digital. Ernesto presentó su proyecto este viernes en Casa Africa, donde fue acogido por su secretaria general, Arianne Hernández. Le acompañaron en la presentación del acto sus patrocinadores: Manuel Sánchez, director de negocio de Cajamar, además de Alejandro Gadea, director de Barceló, ambos entusiasmado por la aventura tan humana a la dan cobertura. Y, también, como integrante de la expedición isleña al corazón de Africa, David Álamo, un colaborador directo de García en el proyecto Serportero.com.

Ernesto ha tratado de ayudar previamente a los colegas africanos con el envío de material. "Ellos han calcado con sus medios tan modestos lo que han visto en la red, en nuestros vídeos. Es admirable su esfuerzo. Mi objetivo allí, durante una semana, es tratar de explicar directamente la metodología y mostrarle también cómo la transmito".

Reconoce García que sintió una gran emoción al observar los vídeos que el propio Diaby le había remitido. "Se lanzan a un campo de tierra, de piedras. He visto los materiales que utilizan, imitando a los de Serportero. La ilusión es lo que les mueve. Intentaré aportar algo más. Intentar cubrir la falta de criterio y rigor para llevar a cabo este trabajo".

Una de las sorpresas es que Diaby ha logrado hablar en castellano a través del contacto personal con el propio Ernesto. "Sus ganas y el querer aprender es lo que le está llevando a lograr estas cosas. Yo mismo me he percatado de su evolución en nuestro idioma, de cómo empezó a cómo lo habla ahora. Es autodidacta y su interés por aprender lo cubre todo. Y el esfuerzo en el estudio".

En total serán 24 los porteros que encontrará en Sabalibogou. Pero además, podrá dedicar una mañana a preparar a los profesionales de un equipo de Bamako. "La repercusión de nuestro viaje en Mali ha hecho que más deportistas y equipos estén interesados en esta experiencia. Es un primer paso".

Ernesto lleva toda una vida dedicada a la portería, desde su paso por filiales del FC Barcelona, UD Las Palmas o en Sabadell. Ahora la vida le abre otra puerta. "A través del deporte podemos servir de ayuda a estos chavales ... que muchos practican fútbol con chanclas. Es emocionante, insisto". Será parte de sus vidas, llenas de balones y de esperanza. "Ellos han mostrado su motor son los sueños y la ilusión".

Y quién sabe dónde podrían acabar con tanto combustible.

  • Publicidad