Publicidad

El cruce de los delanteros emigrantes

Sandro hace esfuerzos en su recuperación para medirse a la UD de Jesé. Son los dos puntas grancanarios de mayor proyección de los últimos años, tratando de consolidarse tras abandonar Barça y Real Madrid

  • ENTRE BASTIDORES
  • 16/02/2017 - 12:54

B.P.

El partido de La Rosaleda, entre el Málaga y la UD Las Palmas, posee varios atractivos. Uno de ellos es el cruce entre los dos delanteros emigrantes de Gran Canaria que llegaron a tener raíces en el FC Barcelona y Real Madrid respectivamente. Posiblemente (caso al margen el de Vitolo Machín) los dos delanteros que partieron desde etapa formativa con más proyección de los últimos años, pasando por las divisiones inferiores de la selección. Ahora, sus destinos han ido por caminos diferentes para medir el momento de cada uno en un partido significado, donde ambos están en una reivindicación constante.

La salida de Sandro de la Ciudad Condal fue directo a Málaga, este pasado verano. El club andaluz cubre su alta ficha azulgrana, con un contrato de tres temporadas luego de ser pretendido por importantes equipos del continente. Pero Sandro, que partió hacia Barcelona desde la cadena filial de la UD Las Palmas -cadete-, prefirió seguir en la Liga mostrándose y progresando.

Hoy es un jugador fundamental para el equipo que dirige el Gato Romero, siendo el máximo realizador del equipo (7). Una rotura de fibras le ha dejado fuera en los últimos partidos, aunque las últimas informaciones hablan de la posibilidad de reaparición quizá ante los amarillos. De momento su concurso ante Las Palmas está en el aire, con la motivación adicional que supondría para él.

Frente, el refuerzo invernal más potente de cuantos se produjeron en enero. Jesé Rodríguez eligió París después de salir del Real Madrid, vía traspaso. Y ahora está en la UD Las Palmas reencontrándose a sí mismo. Jesé tiene apenas dos actuaciones de amarillo pero en ellas ha acariciado el gol que todavía se le niega.

Si Sandro (08-07-1995) y Jesé (26-02-1993) se cruzan en la Rosaleda, nuevos alicientes aparecerán en un partido que ambos equipos necesitan sacar adelante para sus respectivos objetivos.

  • Publicidad