Publicidad

Ramírez, en la emotiva cena: "Volveremos a ser grandes"

El consejo de administración de la UD Las Palmas al completo agasaja a los cinco magníficos de Argentina, acompañados por ex compañeros de aquella etapa dorada

  • MITOS ARGENTINOS
  • 30/11/2014 - 22:34
Miguel Ángel Ramírez, en diálogo con Quique Wolff y Miguel Brindisi (C. Torres)

(Texto actualizado)

M.B.

Emociones en el desayuno, incluso en el postre del almuerzo y más tarde emociones en la cena. Los cinco argentinos magníficos vivieron un domingo mágico que culminó en una velada nocturna con sus ex compañeros, el consejo de administración actual en peso y amigos invitados que brindaron una sesión de abrazos y recuerdos entre la mantelería de La Marinera. El día tan especial fue también un reencuentro de antiguos camaradas que, en algunos casos, llevaban tres décadas sin haberse vuelto a ver.

Morete, Brindisi, Fernández y Wolff, además de Carnevali, recibieron allí la bienvenida del propio presidente Miguel Ángel Ramírez, a quien no le costó esfuerzo alguno aclimatarse en un ambiente de tantos recuerdos en amarillo y azul. Ramírez, acompañado por el presidente de honor de la entidad, Germán Dévora, compartió mesa con sus consejeros Nicolás Ortega, Rafael Méndez, Héctor de Armas, Antonio de Armas, Andrés Guzmán y Carmelo Jiménez. Además, también los directores generales de gestión y deportivos Patricio Viñayo y Toni Cruz, junto al responsable de la Fundación, Carmelo Pérez.

A la cita se incorporó el ex presidente José de Aguilar Hernández (ciclo entre 1982 y 1984) y una tropa de jugadores de distintas épocas encabezadas por José Manuel León, Paco Castellano y Ernesto Aparicio, tres de los 'generales' de una de las brillantes etapas del club, como les bautizó Federico Páez. Félix Marrero, Trona, Manolo Marrero, Toledo, Farías, Gerardo Miranda, Juani Castillo, Noly, Roque Díaz, Guillermo Hernández, Trona, Toledo, Félix Noda, Pacuco Rosales, ... Se unió al grupo el ex barcelonista, Josep María Fusté, amigo personal de Germán Dévora y que ha viajado a Gran Canaria para la presentación del libro de El Maestro, prevista para este lunes a las 16.00 en la sala Vip del Estadio de Gran Canaria.

Especialmente cálidos fueron los abrazos que recibió el que fuera administrativo de la UD Las Palmas, Jorge Quintana, invitado para la ocasión al igual que el periodista José Hernández Viera -columnista hoy de Tinta Amarilla-, uno más en la familia histórica de la UD Las Palmas.

El discurso del presidente

La cena se prolongó hasta la media noche. En el turno de intervenciones, el ex presidente José de Aguilar agredeció a Miguel Ángel Ramírez el esfuerzo de su consejo de administración para haber reunido a las glorias del ayer de la Unión Deportiva Las Palmas, en tan entrañables momentos, con el acierto de haber logrado traer de regreso a Gran Canaria a los extraordinarios jugadores argentinos en una misma cita.

Y el presidente Ramírez transmitió a los invitados la satisfacción personal y de sus compañeros de directiva de haber podido "reconocer en vida a las personas que han hecho importante a la UD Las Palmas, sus méritos acumulados. Estoy muy orgulloso de tenerles a todos ustedes aquí. Hoy es uno de los días más felices de mi vida y de mi etapa presidencial. Por edad les vi jugar poco, pero tengo muchas referencias, especialmente por la información videográfica que me ha facilitado Norberto Rodríguez -uno de los delegados del equipo-. Con la llegada de los argentinos y la sintonía inmediata con el fútbol canario, Las Palmas llegó a vivir una de sus mejores etapas en la Liga española".

Les recordó Ramírez que el club está inmerso en una ilusión galopante de volver a la Primera División y les hizo una promesa presidencial de altura: "Volveremos a la Primera División, en eso estamos; y también volveremos a ser grandes como en la época en que ustedes nos representaron. En ese empeño seguiremos todos".

Galería de fotos

Miguel Ángel Ramírez, en diálogo con Quique Wolff y Miguel Brindisi (C. Torres)
El diálogo festivo entre Miguel Ángel Ramírez, Quique Wolff y Germán Dévora (C. Torres)